IO

1.4K 294 15
                                    

Taehyung decidió que el día de hoy la pasaría con su omega, solo por este día trataría de olvidar todas sus preocupaciones como alfa lider, para relajarse con su persona favorita

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Taehyung decidió que el día de hoy la pasaría con su omega, solo por este día trataría de olvidar todas sus preocupaciones como alfa lider, para relajarse con su persona favorita.

Jungkook estaba más que encantado, su lobo estaba feliz de poder pasar un día entero con su alfa. Así que desde temprano se levantó con las intenciones de preparar el desayuno, la última vez Taehyung no lo había podido probar pero hoy sería distinto, no se consideraba un gran cocinero, pero si pondría todo su esfuerzo para agradar al alfa.

Era curiosa la rapidez en la que Jungkook se había adaptado al nuevo cambio, no le costó nada aceptar lo que era, sentía que se llevaba bien con su lobo, también había hecho dos amigos, bueno uno y medio, para ser más exactos.

Jin y el pequeño Jimin lo visitaban de vez en cuando, el omega mayor le explicaba algunas cosas importantes para entender mejor su naturaleza omega.

También estaba esa atracción hacia el alfa líder, Jungkook suponía que era debido al lazo que los unía que sentía la necesidad de estar pegado a él las veinticuatro horas del día, de enterrar su nariz en el cuello del alfa, y mostrarle la pancita. Pero la verdad es que eso no tenía nada que ver, Jungkook no se daba cuenta que era la personalidad del alfa la que lo había flechado, y aunque no se daba cuenta de lo que sentía, había aceptado que Taehyung era su predestinado y su lugar estaba junto a él.

Taehyung por su parte también lo había aceptado, sólo que él desde el momento que lo vio por primera vez, supo rápidamente que Jungkook era la persona que la diosa Luna había destinado para él. El alfa tenía más que claro lo que sentía por el omega.

Taehyung no lo presionaba para que lo aceptara de una vez, él era paciente, no quería que el omega se sintiera obligado debido a la presión, por eso prefirió llevar las cosas a un ritmo lento, con la intención que el omega se sintiera cómodo, después de todo también tenía que acoplarse al nuevo Mundo, convivir con su lobo, y entender varias cosas.

— Huele delicioso. – La voz del alfa se escuchó en toda la sala, el omega sonrió al percatarse de su presencia.

— Buenos dias Taehyung. – Le saludó amablemente al alfa quien aún bostezaba y traía los cabellos desordenados.

— Buenos días cachorro. – Se acercó a la cocina y se percató de lo que Jungkook estaba cocinando. – No sabía que eras bueno en la cocina. – Taehyung dijo acercándose disimuladamente al omega, solo para poder sentir más su aroma a miel, vainilla y, el que más le gustaba debido a que solo él lo podía sentir, durazno.

— No soy muy bueno como usted, pero espero que le guste.

Debido a la cercanía, Jungkook también pudo sentir el aroma del alfa, al omega le encantaba era un aroma embriagante, su lobo movia la cola y sacaba la lengua encantado.

Taehyung no se quedó sin hacer nada, también le ayudó a poner la mesa, luego de unos pocos minutos ambos se dispusieron a comer. Jungkook había preparado huevo frito, tocino, y pan recién horneado, café para Taehyung y un poco de leche para él, algo que había aprendido en este mes que llevaba viviendo con el alfa es que le gustaba el café amargo y no tan caliente.

「 omega de luz 」taekookDonde viven las historias. Descúbrelo ahora