Capitulo veinte - ¡Brindemos por los idiotas que nos decepcionan!

24 1 0

Golpeo la puerta de la casa de Travis y espero que me abran.

Abrieron la puerta y por allí apareció Tom.

—Hola Tom —le sonrío— ¿Trav está? —pregunto.

—Hola Alice, ¿estás mejor? —asiento— si, pasa —dice corriéndose de la puerta. Paso y él la cierra detrás. —Está en su habitación.

—¿No te has arreglado con Marcus, verdad?

—él negó e hizo una mueca de disgusto— además está fuera del país —asiento.

—Bien, subiré, luego si quieres hablamos —él asiente y voy a las escaleras. Subo rápidamente y una vez frente a la puerta de la habitación de Travis golpeo. Espero unos minutos y vuelvo a golpear repetidamente.

—Paseeeeee —dijo Trav con voz molesta del otro lado. Entro y veo a Trav tirado en su cama jugando con una pelota de baloncesto, él aún no se percató de mi, cierro la puerta y se voltea. —¿Qué haces aquí Sophie? —preguntó, su voz estaba cargada de no sé, ¿tristeza?.

—Mm, ¿puedo sentarme? —digo señalando la silla de su escritorio, la cual tenia rueditas y amaba esa silla. Él asiente y me siento, quedamos a unos cuántos metros, él me miraba, sus labios formaban una sola línea, y sé que estaba furioso, yo también lo estaba y triste, y creo que ambos. Travis es una de esas personas de las cuales no puedo separarme porque siento que falta la mitad de mi corazón.

—¿Y bien? —preguntó sin expresión alguna.

—Quiero que me disculpes por haberme comportado como una idiota —suspiro y miro al techo, luego vuelvo mi vista a él— bueno, siempre termino disculpándome yo por cosas que no hice y —hago una mueca— sólo necesito que me perdones, y si me pides perdón te perdonaré, porque joder, —miro mis manos y juego con mis dedos— creo que la mitad de mi corazón te pertenece a ti —miro a Travis quien se encuentra con una media sonrisa y se la devuelvo a medias— y Travis, en serio, lo siento, ¡joder! —exclamo— siempre me disculpo yo, esto es ridículo.

—También lo siento, no debí haberte mentido, perdóname Sophie, Ashton me rogó que no te dijera nada, y joder, en serio tenía ganas de contártelo todo, pero Ashton es mi amigo también y yo s-solo no supe que hacer —tiró de su cabello frustrado.

—Y por eso elegiste mentirme a mi —le sonrío— está bien.                      

—se pone de pie y viene hacia mi con sus brazos extendidos— perdón —asiento y correspondo a su abrazo. —Perdóname por ser un gilipollas, ¿vale? Perdona por haberte hecho sentir mal —suspiro— pero quiero que sepas que te quiero más que a nada en este mundo Sophie, eres mi persona favorita en todo el mundo —le sonrío y él también lo hace. Lo aprieto con más fuerza y el suelta un falso quejido— me romperás la columna —reí y lo solté. —¿Sabes que era una broma, verdad? —asiento y le sonrío y lo suelto— ¿Has comido? —asiento— ¿Has vuelto a hablar con Collins?

—No, bueno, en realidad si, fue a mi casa esta mañana —bufo— y me hizo prometer que jamás intentaría suicidarme —me encojo de hombros— claro que no se lo prometí porque siempre termino decepcionando a la gente, y aunque él me decepcionó yo no quiero hacer lo mismo.

—¿No irás con el psicólogo, verdad? —niego rápidamente y él rueda los ojos. —Por favor, hazlo por mí.

—No.

—Por favor.

—No Travis.

—Por favor Sophie, quiero que vayas una vez y si no te gusta no insistiré.

—ruedo los ojos y asiento— bien, iré —me abrazó y murmuró algo de “eres la mejor Sophie”, lo golpeé— mentiroso, interesado.

La imagen de Chris besándose con un hombre llegó a mi mente.

A punto de caer¡Lee esta historia GRATIS!