局 D穩a: 6

18.7K 3.1K 1K
                                    

Para las personas era fácil hablar hasta el punto de llegar a crear rumores, era tan normal ver como un chisme rondaba de individuo en individuo o tal vez de grupo en grupo

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Para las personas era fácil hablar hasta el punto de llegar a crear rumores, era tan normal ver como un chisme rondaba de individuo en individuo o tal vez de grupo en grupo. Unos le sumaban acontecimientos que nunca pasaron, otros contaban solo lo necesario o la parte "picante", y después estaban esos que aunque escuchaban, se quedaban callados, ignoraban y no les daba importancia a lo que sucedía fuera de sus vidas.

No fue ninguna sorpresa que la mañana siguiente, al salir del ascensor dispuesto a ir a su oficina para preparar un papeleo importante, las miradas de cada uno de los empleados estuvieran puestas en su persona, acompañadas de varios cuchicheos que si agudizabas el oído podías escuchar de que trataba.

Al llegar a la puerta que lo dirigía a su oficina, antes de tomar la perilla y girarla después de haber puesto el código, pudo escuchar perfectamente un —¿Segura que lo viste? No creo que rebaje su reputación y manche su apellido con un lavacarros—. Aunque pudo oír cada una de las palabras dichas como también reconoció la fastidiosa voz de quien provenía, simplemente decidió ignorar, abrió la puerta y se adentró a su despacho, poniéndole seguro para no ser molestado por nadie.

Los recuerdos del día anterior atacaron su ser como un mosquito en busca de sangre. Sus orbes cafés casi miel se cerraron con fuerza y su cabeza fue echada hacia atrás reposándola en el sillón. Las imágenes vividas se paseaban de acá para allá reviviendo ese grato sentimiento que se plantó en su corazón en el preciso momento que los labios de Jeon Jungkook presionaron contra los suyos.

Kim Taehyung nunca tuvo abandono por parte de sus padres y/o hermanos. Desde que nació hasta parte de su pre-adolescencia vivió bajo los cuidados de su abuela en una pequeña granja en Daegu. Veía y visitaba a sus padres cada cierto tiempo, casi siempre siendo en vacaciones de verano o invierno.

Su hermano mayor; Min Yoongi, vivía a unas cuantas calles de la granja, aunque su único parentesco era su padre y la familia en Daegu era por parte de su madre, el pequeño Min pasaba la mayoría del tiempo en casa de su hermano menor donde era tratado como uno más de la familia, creciendo juntos hasta el día de hoy.

El siguiente de los hermanos; Kim Namjoon, en el momento que el señor Kim decidió mudarse a Seúl, no dudó en empacar sus cosas y seguirlo, sin importarle que su hermano menor se encontraba escondido en el closet llorando por no querer abandonar a su abuela.

Ciertas temporadas viajaba a la granja, otras le escribía o llamaba, no tuvieron mucho contacto durante su niñez, sin embargo, en el momento que Taehyung decidió mudarse a la capital, su relación se hizo bastante fuerte.

Por último estaba Kim Yerim, una adolescente de 15 años, su princesa, sus ojos. Se odia por no pasar los primeros años de vida de su hermana junto a ella, hubiera deseado poder escuchar sus primeras palabras o verla dar sus primeros pasos. No se vieron más que unas cinco veces durante las vacaciones en las cuales Taehyung solía pasar en Seúl. Parecían más amigos lejanos que hermanos de sangre, el castaño culpa al tiempo y la distancia, aun así, eso no impide el amar y que para él, Yerim lo es todo.

Car Wash | KOOKVDonde viven las historias. Desc繳brelo ahora