Capítulo 7

2.4K 235 24

Liam le había dado una oportunidad a Louis y llevaban semanas haciendo cosas juntos. Por suerte para Liam, Zayn estaba casi desaparecido. No le agradaba la idea de que su mejor amigo apenas diera señales de vida, pero aún le gustaba menos como se había comportado como consecuencia del acercamiento entre Louis y él. Aunque no era con eso con lo que soñaba cada noche. Cada maldita noche soñaba una y otra vez con esa sonrisa arrebatadora ¿Cómo era posible que nunca le hubiera sonreído así? ¿Y por qué se fijaba ahora en eso? Él no debería estar pensando en esas cosas. Era su amigo, lo quería y no sentía ninguna atracción por él. Y si la sintiera, que no era el caso, se dijo inmediatamente, había millones de hombres que le ponían mucho más que él.

Louis había notado que Liam estuvo algo distante al principio y consideró que podía sentirse amenazado, por ello decidió no hacer preguntas y solo esperar. Ahora parecía que ya había esperado bastante y tenía suficiente confianza para preguntar.

-Hey, ¿por qué te desaparecías tanto hace unas semanas? -se preocupó Louis- Tengo entendido que siempre pasaban el rato con los chicos. Todos estaban muy preocupados.

-Tenía cosas que hacer. Todos nos desaparecemos de vez en cuando -afirmó Liam.

No podía decirle que era por culpa de él. Y ahora sonaba absurdo decir que sentía celos. Podría malinterpretarlo. Él no sentía nada por Zayn en el sentido sexual. Eran celos de amigo. Temía perderlo. Que ocupara su puesto. O lo peor, que cambiara su forma de ser y se convirtiera en un enamorado más, que ve la vida color de rosa. No aguantaría ver a su Zayn así.

Louis no entendió el desvío acertado de Liam, para cambiar de conversación y lo ayudó, involuntariamente, a cambiar el hilo de la conversación.

-Ahora le tocó a Zayn ¿Sabes qué le pasa? -preguntó despreocupado.

-Trabajo. No sé de qué o qué, pero me dijo que lo traía de cabeza ¡No sé más! -contestó Liam inexpresivo.

-Se me hace raro. Todos dicen que son los mejores amigos, inseparables y nunca los he visto juntos. Es curioso.

El incesante interés de Louis por Zayn comenzaba a irritar a Liam. Se había convencido de que Zayn no sentía nada por él, pero ahora quedaba saber qué pensaba Louis de él. Sabía que le había gustado al verlo, pero no volvieron a hablar más del tema. Y si él insistía con Zayn podría ser peligroso. Zayn podía ceder. Y si no lo hacía era su deber de amigo, se dijo Liam, quitarle los pesados de encima.

-¿Te gusta Zayn? -preguntó espontáneo, con una expresión insondable. Louis se sorprendió por tal acusación, que era como se la había tomado y se limitó a ser sincero.

-Me parece que tiene la cara de un ángel. Pero yo soy más de chicos con cuerpos sensuales. Tú me entiendes –dijo sonriente- Es un buen chico. Es de esos que enamoran por su ingenuidad, pero no a alguien como yo. Me van los chicos malos y que estén ¡buenísimos! -explicó

El alivio se mezcló con la irritación en las entrañas de Liam. Era fantástico saber que no estaba interesado y no le preocupaba que dijera que Zayn no era la clase de chicos en los que él se fijaba, ya que Liam se fijaba exactamente en el mismo tipo de exuberantes hombres. Pero no le hizo mucha gracia saber que podía ser el blanco de hombres enamoradizos ¿Que enamora por su ingenuidad? ¿Zayn? ¡Para nada! No podía decirse tal cosa del niño que le explicó de dónde vienen los niños, con tan solo cinco años. Y con términos que escandalizarían al mayor de los vividores.

-Zayn no es ningún niñito ingenuo. Aunque... -se interrumpió para soltar una carcajada- puede que en este aspecto si lo sea. Es muy inteligente y fuerte, pero nada masculino. No es que no sepa la teoría -dijo soltándose más tempestuosamente en carcajadas- es que tiene cero práctica.

-Zayn es demasiado orgulloso para admitir que hay algo que desconoce. Por eso evita esos temas -repuso Louis, animando la argumentación de su amigo.

Continuaron tomándose unas cervezas y poco después salieron para finalizar la tarde juntos. Louis tenía que recoger unos papeles de la oficina y Liam volver a su casa. Pero ambos se quedaron en el sitio al ver a un chico caminar distraídamente hacia ellos. Liam lo reconoció al momento y justo cuando pasaba por su lado lo paró.

-¡Hola! -dijo risueño al verlo y continuó rápidamente al notar que él proseguía el camino sin echarle la menor cuenta- Soy Liam, amigo de Zayn. Ustedes son amigos ¿no?

-¡Oh! El famoso Liam -contestó Harry desbastándolos con una sonrisa- Sí, somos amigos. Me llamo Harry.

-Yo Liam. Aunque ya lo dije -se recriminó por su estúpido nerviosismo- Él es Louis, un amigo.

-¿Louis? -preguntó mirándolo de arriba a abajo.

-Sí -contestó sonriente- ¿Zayn te ha hablado de mí?

A Liam no le gustó nada la situación. La belleza de Harry desapareció de sus prioridades en el momento en el que se dio cuenta de que Zayn le había hablado de Louis. No sabía qué le enfadaba más, sí que Zayn estuviera interesado en Louis, que le hubiese mentido, o que tuviese más confianza con aquel chico, como para contarle esas cosas ¿Acudiría a Harry para hablar de los hombres? ¿Habría muchos más de los que Harry habría escuchado hablar? Y ¿por qué demonios no le contaba a él?, se preguntó irritado una vez más.

-Zayn me habla de todos sus amigos -explicó Harry intentando disimular, con bastante éxito su nerviosismo.

-¡Oh, vaya! Me había hecho ilusiones -bromeó Louis muy sonriente.

-Ya -¡Como todos! se dijo Harry- Tengo que irme. Hay mucho trabajo y como no vaya pronto Zayn me mata –caminó apresurado para huir.

-¡Espera! -le ordenó Liam agarrándolo por los brazos- ¿Trabajan juntos?

-¡Ahm!... yo... -tragó saliva sonoramente.

-¡Liam! -le reprochó Louis- ¡Estás asustándolo!

-¡Lo siento! - se disculpó soltándolo suavemente.

-No importa -dijo corriendo del lugar- Tengo que irme -gritó desde la esquina.

A Liam le pareció muy sospechoso el comportamiento del chico. Pero no tenía motivos para preocuparse. Si era extraño que ambos pudieran trabajar juntos. Se suponía que Zayn trabajaba cuidando niños. Y estaba claro que ese muchachito no se acercaría a un niño a menos que fuese el encargado de cargar las bolsas de sus compras. Pero no había nada macabro en ello. Aunque estuviesen escondiendo algo, no podía ser muy importante. Pero ¿por qué su amigo le escondía cosas? ¿Por qué confiaba en ese chico y no en él? se preguntó de nuevo Liam. Comenzaba a caerle bastante mal ese tal Harry.

-Guapo el chico -dijo Louis sacándolo de sus pensamientos- Aunque demasiado nervioso.

-¡Oculta algo! -condenó Liam.

-Está claro -corroboró Louis- ¿Lo seguimos? -preguntó sin darle importancia.

-Sí -respondió con gesto despreocupado. Se miraron, sonrieron y corrieron tras él.

No tardaron en adelantar el camino recorrido por Harry. Lo vieron entrar por la zona de servicio de un local, y se quedaron perplejos al ver de dónde se trataba. "El Ritual" ¿Qué hacia él allí? Había dicho algo de Zayn. Liam pensó al instante que iban a encontrarse, pero era imposible que fuese allí donde se encontrarían. Todo aquello empezaba a ser de lo más extraño y descubriría el motivo del nerviosismo del chico.

Más Que Amigos, Menos Que amantes. Ziam¡Lee esta historia GRATIS!