Capítulo 5

3.1K 244 64

Los días iban pasando y Zayn se estaba relajando. Las clases recién comenzaban por lo que no estaba muy ajetreado. Y aunque era su último año para licenciarse, estaba tranquilo porque tenía su futuro planeado. No todos podían permitirse terminar y comenzar a trabajar en la empresa de papá, como Liam. Pero él había hecho sus contactos y echaría mano de ellos en cuanto acabara en la universidad. Puede que no lo respetaran como hombre de negocios, recién licenciado y con sus antecedentes, pero los que lo conocían sabían que su cerebro podía ser una auténtica máquina de hacer dinero. Ya había tenido varias solicitudes para hacer pequeñas colaboraciones en un ámbito que le encantaba: la publicidad. Pero sabía que como comenzara a trabajar dejaría de lado los estudios, así que se dispuso a acabar lo antes posible y después buscar empleo. Los veranos solía trabajar junto a Liam en la gran empresa de su padre y así tener algo de experiencia laboral. Pero no quería aprovecharse de su amigo. Sabía que si lo contrataban no sería por su capacidad. Y aunque en otro caso no le habría importado, sí en el de él. Que otro pensara que darle trabajo es hacerle un favor, le daba igual, ya que le demostraría cuan cualificado estaba. Pero no quería ni pensar que Liam pudiera creer que él no era válido para el empleo. Puede que le importara demasiado lo que pensara Liam de él, pero era normal, ¡eran amigos!, se dijo Zayn convencido de ello.

Liam deambulaba por la facultad haciendo tiempo para su próxima clase. Sonrió a un grupo de chicos que casi se infartan al verlo y caminó hacia secretaría para terminar de arreglar todos los papeles para la matricula. Siempre dejaba todo para el último momento, le había reprochado Zayn. Y era cierto. Era el último día para solucionarlo o se quedaría fuera de esa universidad.

La secretaria del campus sonreía extasiada a un joven no muy alto y atractivo, que por su tez Liam dedujo que no era de allí. Se le acercó e intentó disimular la curiosidad. Pero la mujer estaba tan ocupada babeando por el bello rostro del hombre que no contestaba a sus preguntas. Liam se compadeció de él y le indicó a dónde tenía que ir y le explicó algunas cosas importantes sobre el campus. Tras arreglar los papeles. Cosa que tardó en ocurrir, debido al sofoco de la empleada al cargo, al tener a dos ejemplares de varones jóvenes tan bien formados frente a sus narices. Fueron a dar una vuelta por la universidad y así explicarle mejor su dinámica.

-¡Perdón! He sido un descortés. Me llamo Louis Tomlinson -se presentó extendiendo la mano- Pero puedes llamarme Louis.

-Liam Payne - repuso estrechándole la mano- Liam para los amigos

-Un placer. Perdón, pero esa mujer me tenía medio histérico.

-Vete acostumbrando. No sé de dónde vengas, pero aquí las personas son así de... desinhibidas -concluyó soltando una carcajada.

-No tengo claro de si eso es bueno o malo - dijo Louis sonriente- Yo recién llego del extranjero. Estuve unos años en Europa. Mi padre quería que me formara en una universidad inglesa como él hizo. Pero falleció hace unos meses y me he tenido que hacer cargo del negocio familiar. Pensé que no sería una buena idea dejar de estudiar porque no me tomarían en serio mis empleados, además este es mi último año. Pero no podía seguir fuera, por eso me he trasladado aquí.

-¿Entonces eres de acá?

-Mi padre sí, y yo nací aquí, pero mi mamá no.

-Ahora entiendo. Y siento mucho lo de tu papá -afamó Liam comprensivo

-No te preocupes. Apenas lo conocía. Mis padres vivían juntos, pero tenían vidas separadas y yo estaba siempre con mi madre. La única vez que mi padre se percató de mi presencia fue para enviarme a Londres. Ahora vivo con mi mamá de nuevo.

-Mis padres también se separaron. Pero ellos tuvieron que poner tierra de por medio. Mi madre no consiguió arruinar a mi papá por mucho que se esmeró, y decidió irse a buscar una nueva víctima lejos de aquí, donde nadie supiera como era en realidad. Viví un tiempo con ella, pero no soporté su frivolidad y volví con mi papá. No me quejo, ahora tengo una familia de verdad. Mi papá se volvió a casar y es una mujer muy buena. Y tengo muchos amigos. Creo que mi necesidad de volver fue más por no perder a mis amigos que por mis padres -meditó Liam.

Más Que Amigos, Menos Que amantes. Ziam¡Lee esta historia GRATIS!