Capítulo 4

3.7K 255 6

El fin de semana llegó rápido y con malas noticias para Zayn. Como todos los días en la universidad, se había reunido con los chicos en los jardines. Estando en plena charla, Ashton se había acercado a Liam y con su habitual tono sugerente, le propuso hacer planes en común.

Zayn solo vio la escena y rió. Los chicos con tan poco autoestima, como para rebajarse de tal forma, solo le provocaban eso: risa. Pero la sonrisa en su cara desapareció al instante al escuchar la propuesta.

-Sé que estás deseando entrar en ese local tan de moda, "El Ritual" -dijo Ashton acariciando suavemente el cuello de Liam- Y yo iré esta noche con mi primo ¿Quieres acompañarnos? -propuso animado.

-¿Qué te hace pensar que a ustedes sí los dejarán entrar? -preguntó curioso- He escuchado muy buenas críticas, pero no dejan entrar a cualquiera. Al parecer tienes que tener un club de fans o algo así.

-Si fuese así tú entrarías -susurró Zayn divertido- Perdón -se apresuró a decir al notar que lo había dicho en voz alta -¿No te has hartado ya de que te nieguen la entrada?

-¡Esta noche no lo harán! -exclamó Ashton- Mi primo hará que nos dejen entrar.

-¿Y quién es tu primo para conseguir tal milagro? -se burló impasible Zayn.

-El novio del relaciones públicas -respondió orgulloso Ashton.

-¿En serio? -preguntó sin dejar de reír.

-¡Sí! Y él es el que manda en ese lugar, no se hace nada sin que él lo diga.

-¿Lo conoces? -Zayn no aguantó las carcajadas.

-Aún no. Pero esta noche me lo presentará mi primo Calum.

La diversión desapareció de la cara de Zayn, y se maldijo por haberse involucrado con ese hombre. No hacía más que meterlo en líos. Aunque se tranquilizó poco después al percatarse de que más que un problema era un alivio. Si ese supuesto primo fuese otro no podría impedir que entraran. Al menos, no sin descubrirse. Pero con Calum podía hacer lo que quisiera, y tenía claro que esa noche su querido primo Ashton recibiría la negativa de su adorado familiar.

Zayn respiró hondo al tener la solución a su problema y se dispuso a llevar sus planes a cabo. Esa noche tenía que concentrarse casi por completo en Calum. De un modo o de otro, ese hombre era el centro de toda su atención. Y sino fuese porque estaba tan endiabladamente bueno, haría tiempo que habría desaparecido de su vista.

Los chicos siguieron haciendo planes, mientras que Zayn se alejó de ellos para desbaratarlos. Llamó a su queridísimo supuesto novio y con la voz más sensual que fue capaz de crear le susurró las órdenes necesarias para que su noche fuese tal y como él quería.

-Hola guapo. Esta noche tengo algunas cosas muy importantes que... -se detuvo para soltar una risa que devastaría a cualquier hombre- tratar contigo. Ven solo. No quiero ninguna compañía que estorbe.

A lo que él contestó sin demora.

-Por supuesto. Allí estaré en cuanto abran.

La desesperación en sus palabras lo irritaba más que lo halagaba. Colgó con un claro gesto de desprecio y se preguntó ¿qué habría visto en él? Después vino una imagen de él desnudo y se contestó él mismo con una sonrisa malévola. Había muchas cosas aprovechables en ese hombre. Aunque sin duda su cerebro no era una de ellas.

Aliviado de que sus planes fuesen tal y como deseaba se acercó a los chicos. Ashton estaba hablando por teléfono, y no parecía contento. Al parecer su primo no había tardado en contentarlo, llamando a la compañía que sobraba esa noche para dejar claro que iría solo. Le encantaba que los planes salieran bien.

Más Que Amigos, Menos Que amantes. Ziam¡Lee esta historia GRATIS!