局 D穩a: 5.4

20.9K 3.3K 2.8K
                                    

El ascensor estaba demorando más tiempo de lo habitual, sus piernas tiemblan y su boca titirita del frío, incluso su piel color canela se ve más pálido, la ropa mojada adherida a su cuerpo no le ayudaba con nada

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

El ascensor estaba demorando más tiempo de lo habitual, sus piernas tiemblan y su boca titirita del frío, incluso su piel color canela se ve más pálido, la ropa mojada adherida a su cuerpo no le ayudaba con nada. A su lado, un Yoongi con el ceño fruncido abrazaba su torso y frotaba las palmas de las manos en sus brazos tratando de darse calor, maldiciendo por dentro lo que estaba tardando llegar a la oficina de su hermano.

¿En qué momento se les ocurrió mojarse como niños?

Después de tal vez, los segundos más largos de su vida, el elevador se detuvo en el piso número quince, la oficina de Taehyung se encontraba colocada hasta el final. Varios empleados se pusieron de pie al percatarse de la presencia del Jefe junto al gran productor "Suga", totalmente dispuestos a saludar con una reverencia a sus superiores, sin embargo, se quedaron plasmados al ver a Kim junto a su hermano mayor estilando en agua de pies a cabeza, ninguna área de sus cuerpos se encontraba seca.

Los dos hermanos ignoraron las miradas que el personal, incluso la de Hoseok que salió de su despacho por el bullicio que se generó, sin voltear a ver a alguien más, a pasos apresurados y tratando de no mojar —no demasiado— el suelo, prácticamente corrieron hasta la oficina donde gracias al cielo, Taehyung siempre mantenía algo de ropa.

Después de colocar la clave de acceso, giró la perilla de la puerta y la empujó, un olor a aerosol de fresas los inundó haciendo que ambos se llevasen la mano a la nariz y la tapasen, Taehyung se hizo a un lado dándole espacio a su hermano mayor para que pudiera entrar, seguido se adentró él y cerró la puerta.

—Mierda, Kim, ¿Por qué huele a Omega aquí? —se quejó el de tez blanca, caminando al baño de la oficina.

—No estamos en un Omegaverse, Yoongi, ya te dije que dejes de leer ese tipo de novelas, sal de tu imaginación —Taehyung se dirigió al control que monitoreaba el aire acondicionado, encendiéndolo hasta más no poder para quitar el fastidioso olor.

Caminando por todo lado, trató de encontrar la razón por la cual su oficina tenía un fuerte aroma a fresas, al no ver nada extraño, tomó el intercomunicador y presionó el número uno, el cual enviaba la llamada directamente a Hoseok.

—Acabas de interrumpir mi novela -se quejó.

—¿Para eso te pago? —cuestionó Kim soltando una risita.

—Me pagas porque me amas, ¿Qué quieres? —Taehyung negó con la cabeza.

—¿Alguien estuvo en mi oficina? —a lo lejos pudo escuchar la ducha encendida y como un Yoongi rapeaba alguna canción.

—Jin entró a dormir pero a los minutos llegó Namjoon, no salieron de ahí por horas.

—Otra vez no —cerró sus ojos y respiró profundo mientras negaba con la cabeza—. Sigue con tu novela, Hobi, te amo.

—Te amo también, pequeño.

De su boca salió un largo suspiro algo obstinado, colgó el intercomunicador y lo dejó en su lado encima del escritorio. Detenidamente miró a su alrededor, las almohadas del sofá estaban perfectamente colocadas, cosa que horas antes, Yoongi había dejado hecho un desastre, paseó sus ojos por todo el área hasta llegar al tacho de basura que mágicamente se encontraba vacío. Eran tan obvios que en vez de generarle algún asco o enojo, solamente le dan ganas de pagarles varias horas en un motel.

Car Wash | KOOKVDonde viven las historias. Desc繳brelo ahora