Capítulo 6

6.5K 225 10

Al llegar a casa subí a mi cuarto, me quite el uniforme me puse una remera blanca que decía boys y unos shorts azul marino me tire a la cama, empecé a pensar en William no sabía porque pero en ese momento una sonrisa sin querer se formaba en mi rostro estaba pensando en mi profesor y en mi ahora nueva amiga Isabella ella era muy similar a mi estaba contenta por eso, hundida en mis pensamientos miré a la ventana y vi que estaba oscureciendo tome mi móvil de la mesita de noche y note que ya eran 7:30 dije que rápido se va el tiempo veo que he pensado tanto en mi primer día que no note que ya es tarde, entonces vino a mi mente esa seductora voz diciendo hagan una dinámica de si mismos.

tome mi mochila saque un cuaderno y una pluma y comencé a elaborar mi descripción, terminada esta volví  a meter mis cosas en la mochila, la cerré y al momento de estar realizando esta acción escucho que tocan la puerta a lo que dije.

-¿quien es?

Ella dijo.

-Soy yo mi niña cristy.

-¿puedo entrar?

-ah si pasa nana.

entro y volvió a decirme.

-Mi niña te traje la cena a la cama pensé que estabas durmiendo y no quize molestarte. Por tu padre no te preocupes el ceno hace un rato, me dijo que te avisara.

-Gracias nana que amable.

-Te traje un sándwich tu  favorito de atún con queso y un vaso de leche, come y duerme porque mañana tienes escuela.

-Ok nana, cuídate buenas noches, hasta mañana.

comí y bebí todo lo que mi nana me hizo para cenar para eso ya habían dado  las 12:00 de la noche, que rápido se va el tiempo pensé.

Me quite la ropa y me puse pijama programe mi despertador y me acoste a dormir.

al día siguiente...

sonó mi alarma alas 7:00 me desperté de mala gana, me metí a bañar después salí me puse el uniforme aplique un ligero maquillaje ya lista tome mi mochila la deje en el sofá y me dispuse a desayunar al sentarme en la mesa. Mi padre dejo el periódico aun lado de la mesa y me preguntó.

-¿Como te fue en tu primer pequeña?

a lo que me enfadé y actúe como una niña tonta  que se dice ser madura y respondí.

-Mira papá en primera, NO soy tu pequeña ya  crecí tengo 21 años y en segunda me fue bien gracias.

me levante enfadada y le di un beso porque el hecho que me enoje no se me olvidan los modales que me enseñó mi madre, tome mi mochila y salí por la puerta sin decir ni una sola palabra.

al llegar al colegio vi que detrás de mi venía  William mi profesor mirándome como con cara de amor y al mismo tiempo tan lujuriosamente que se notaba a dos horas de distancia. A lo  que lo fulmine con la mirada y le dije con enojo.

-¿Cuál es tu problema? William.

-El hizo un puchero e ignoró mi comentario y dijo.

-Hola señorita Cordelia muy buenos días, ¿donde estan esos modales jovencita? soy su profesor William y le pregunto ¿lista con su descripción?, dijo en un tono burlón .

A lo que hizo que me enfadace mas y sin pensar respondí.

-Mira William ayer pensé en cumplir tus reglas, pero hoy veo que eres un completo estupido y no pienso escucharte OK.
ah y por cierto sí, si estoy lista y te aconsejó que escuches bien mi lectura para que te quede claro como debes seguir mis reglas o al menos acostúmbrate a mi modo de trabajo, porque la que dará las reglas entre tú y yo aquí soy yo y le guiñi el ojo y por los modales no te preocupes contigo no los aplicare jovencito, porque apuesto que casi tienes la misma edad que yo y que también eres nuevo en el colegio.

me di la vuelta y me marche el detrás de mi siguió directo al salón.

al llegar  salude a Isabella, me senté en mi pupitre junto a ella William empezó a hablar y dijo:
-Chicos  muy buenos días tengo que hablar con ustedes sobre dos noticias una buena y la otra mala, pero se las diré después de que le den lectura a su trabajo. 

ire de acuerdo al alfabeto.

todos mis compañeros y yo guardamos silencio y eschabamos atentamente a cada uno de ellos hasta que llego mi turno y escuche a William decir Cordelia Hortinie Póngase de pie y lea su descripción. 

hice lo que me pidió y empece.

-Hola bueno creo que ya todos saben mi nombre, soy una chica de pocos amigos muy reservada, no soy una chica que se sonroja por todo con los hombres y menos los que quieran pasarse de listos, pero si por algunas cosas al igual que soy un poco ruda, NO en el sentido de golpear a todo el mundo, si no que amo la adrenalina, soy muy culta en eso del el romanticismo aunque dejenme aclarar que si llego a encontrar algún día a la  persona indicada puedo llegar a derramar miel claro sin dejar aun lado algunas otras cosas así como también les doy gracias por tomar con serenidad mi llegada sé que estamos en el ultimo semestre y que es raro que una chica totalmente desconocida llegue a irrumpir en su armonía en verdad espero que me acepten y podamos llevarnos bien en estos seis meses que seremos compañeros, bueno por otro lado creo que fue algo estúpido en pedir una descripción de todo e incluso de como somos físicamente ya que todos ya nos hemos observado mucho o poco en este salón.
-(todos rieron)
Soy una chica de estatura promedio de 1:64 metros tes blanca, morena, ojos color aceituna, cabello largo color castaño. Por cierto el hecho de ser ruda no significa que tenga que ser anticuada; mi color favorito es el rosa pastel, así como quisiera viajar rusia ya se que no estamos tan lejos pero hace poco vivía en Canadá, como algunos ya saben después y perdonen mi acento entiendo que el hablar rápido por haya es algo normal pero aquí no me iré adaptando con el tiempo y bueno eso fue todo y gracias.

-Al término de mi lectura William dijo.

-Cordelia para que le quede claro señorita eso de la descripción es para poder archivarla en tu currículum y pues te recuerdo que no estamos en Canadá estamos en Londres ¿entiendes?

-William perdón profesor, respondí lo siento pero hablare como se me de la gana y no por qué usted quiera cambiare mi acento de la noche a la mañana una porque no se me da la gana y otra porque no es tan fácil  así que si te molesta no me oigas al hablar y y ¿no crees?.

el desvió el tema y simplemente dijo Cambiando el tema...

-El me despegaba la mirada pareciera ir me mirara como con amor y a la vez odio un mirara rara la verdad yo simplemente lo ignoraba mientras seguíamos escuchando a mis demás  compañeros.
Después de tres horas sonó el timbre de receso y el indica que al regreso del receso seguiríamos con las descripciones.

MI PROFESOR ¡Lee esta historia GRATIS!