Capítulo 4

6.1K 225 0

Al salir del aula nuevamente me topé con Isabella, quien por lo visto había estado siguiéndome, me senté en una de las mesas de la cafetería y ella sin pedir permiso tomo asiento y dijo.

-Hola de nuevo se que tal vez te he incomodado pero quiero que seamos amigas veras, veo que eres igual que yo así sin seguir reglas que te gusta todo tipo de adrenalina, dirás que soy una psicópata porque la verdad he estado siguiéndote pero aunque apenas hemos cruzado palabra no se, siento que eres igual a mí algo así como estar conectada. Algunas personas deben estar pensando ¿qué causaste en mi?¿porqué te hable? si soy una persona fría, siento que nadie se asemeja a mi por lo tanto ignoro a todos, aunque no lo creas se que tampoco querías estudiar para escritora al igual que yo por eso te seguí quiero ser tu amiga y buscar mi camino al igual que tu ¿que dices?

-la verdad había quedado petrificada ya que había dicho exactamente lo que yo buscaba en una amistad y que fuera tan Directa y precisa pero también me sorprendió que supiera que odiaba ser escritora, que no me gustaba ser romántica y esas cosas, que yo mas bien prefería la adrenalina antes que todo.

no sé si comente que mi padre era muy sobre protector y al mismo tiempo manipulador con el hecho de que quería gobernar mi vida hasta el punto de elegir la carrera que yo estudiaría, el quería que fuera con fue mi madre romántica y excepcional después de pensar un poco respondí.

-Sí, claro me encantaría ser tu amiga y te confieso algo también soy igual de fría que tu y por eso en la mañana te conteste de una forma grosera me disculpó en verdad pero con el discurso que acabas de darme me quede muy asombrada y si también odio la escritura en realidad no se que hago aquí sólo estoy complaciendo a mi padre en ese instante sonó el timbre de entrada nos levantamos y volvimos a clases pero esta vez nos sentamos juntas.
La profesora de la siguiente clase llamada Dorothy ordeno, fórmense en equipos el cual debe constar de dos o tres alumnos. Conversen que les gusta y que no. Para conocerse mejor esto una táctica que estamos haciendo todos los docentes de este colegio. Al momento que terminó la profesora de hablar, Isabella y yo empezamos a charlar de nuestras similitudes y diferencias.
al término de la clases nos despedimos y cada quien fue camino a su casa.

MI PROFESOR ¡Lee esta historia GRATIS!