局 D穩a: 5

19.9K 3.4K 2.6K
                                    

El sonido de la lluvia cayendo, chocando con el techo de su hogar, las ráfagas de viento azotando los árboles cercanos creando un gran sonido, le causaba una paz inmensa

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

El sonido de la lluvia cayendo, chocando con el techo de su hogar, las ráfagas de viento azotando los árboles cercanos creando un gran sonido, le causaba una paz inmensa. El olor que generaba las gotas de agua mojando la tierra de su jardín le parecía lo más delicioso.

El frío atacaba su cuerpo haciéndolo temblar, la delgada tela de su sueter de pijama no amortiguaba lo helado del viento, la vista estaba nublada, las calles siendo casi invisibles.

Kim Taehyung nunca amó tanto los días lluviosos como ese domingo por la noche, apoyado en el marco de la puerta de su hogar admirando las infinitas gotas de agua caer, empapando toda la superficie.

Le gustaba los días con lluvia, el clima frío, la ropa abrigada y una rica taza de chocolate caliente.

El paraíso.

Estar recostado ya sea en el sofá o en su cama, con su cuerpo cubierto en mantas y una buena película o serie en el televisor, nada igualaba eso.

Su amor y felicidad esta vez no se trataba de dormir deliciosamente con el sonido de la lluvia cayendo, ahora todo giraba alrededor de su genial idea, por eso tenía una sonrisa ladina en su rostro.

La tierra al mojarse creaba barro y aunque sonara extraño, era un punto a favor.

Chilló mientras sonreía aún más grande.

Se adentró nuevamente a su hogar, un clima cálido recibiéndolo, un ligero calorcito acariciando su piel fría causándole escalofríos. Cerró la puerta con seguro, apagó el televisor que había dejado encendido antes de levantarse a ver la lluvia, observó como las luces se apagaban después de presionar el interruptor dejando su casa a oscuras.

Observó las gradas que lo llevaban a la segunda plata de la casa, soltó un sonoro suspiro dejando salir todo el aire que almacenaba sus pulmones, negó varias veces con la cabeza y subió cada escalón hasta llegar a su habitación, la única habitada.

¿Para que vivía en una casa tan grande?

En su pecho un sentimiento de soledad se albergó haciéndolo sentir extraño, trató de ignorarlo yendo a cepillar sus dientes, al terminar se quitó el pantalón quedando solamente en bóxer y el gran suéter que utilizaba como pijama.

Finalmente, se metió entre las cobijas y abrazó su almohada hasta quedarse profundamente dormido.

🧽

Las faldas de su suéter de lana color beige las adentró en su pantalón negro suelto ajustándolo con un cinturón del mismo color marcando su delgada cintura, encima de esto se colocó una gabardina café oscuro, no era muy caliente, estaba justo para el clima. Por último se inclinó a atar los cordones de sus tenis blancos.

No quiso peinar su cabello, lo dejó secar al natural y que él mismo tomara vida propia. Estando en su cocina tomó un vaso de jugo de naranja junto a un sándwich de atún con mayonesa y tomate. Al terminar cepilló sus dientes en el baño de invitados para no subir nuevamente a su habitación, guardó lo necesario en su bolso —incluyendo unas gomitas de ositos— y se marchó.

Car Wash | KOOKVDonde viven las historias. Desc繳brelo ahora