Esperando por ti.

10.2K 934 518

Te conocí cuando teniamos trece. ¿Lo recuerdas? Eramos demasiado jovenes y el acne nos estaba jugando una mala pasada pero para mi, tu eras el niño más bonito que hubiera visto en mi vida. Llevabas una sonrisa en tu rostro ese día, no sabía muy bien porque lo hacias pero lograste que sonriera a cambio aunque tu ni siquiera notaste ese gesto. Tu lograbas que todo el mundo se alegrara con el simple hecho de estar presente, aunque sé, porque tu me lo dijiste, que jamás te diste cuenta del efecto que tenias en las demás personas.

Recuerdo muy bien esa espantosa gorra que cubria tu cabello oscuro y lo aplastaba de forma horrible. Secretamente, odie esa cosa por años. Tienes que admitir que te veías tonto con ella. Era mi primer día de clases y lo primero que vi fue la espantosa tela azul de aquella cosa que osabas llamar gorra. Estaba tan distraido intentando sacar la mirada de la intrincada lana azul que no me di cuenta de que estabas en mi camino hasta que choque directamente contigo. 

Tus libros se esparcieron por todo el suelo de linoleo. Llevabas una copia de "El principito".

"No se ve bien sino con el corazón —musite mirando la portada—, lo esencial es invisible a los ojos". 

Tu levantaste la mirada de las hojas que estabas recogiendo y me sonreiste de forma simpatica. La luz que se colaba por las ventanas del pasillo llego a tu rostro y tus ojos brillaron de un color naranja brillante. No podía apartar la mirada, era una vista simplemente impresionante. 

—¿Que rayos haces, Liam? —Niall llegó por detrás de mi, tomando mi brazo y logrando ponerme de pie con un suave tirón—. Debemos entrar a clases, ahora.

—Pero...

Niall no esperó mi replica. Dandote una mirada extraña, tomó mi mano y comenzó a arrastrarme lejos de ti. Miré hacia atrás y nos estabas mirando. Podía ver una pizca de dolor en tu mirada pero la alejaste demasiado rápido como para poder averiguar a que se debia. Quería volver a ayudarte, debía levantar tus libros luego de empujarte pero Niall no me dejo volver. 

—No te juntes con él —reprendio—. Es un imbecil. 

Lo miré con confusión. Nunca habia sido la persona más sociable del lugar, no tenía muchos amigos y Niall era el primero que habia conseguido. No quería hacerlo enojar o que se alejara pero tenia demasiada curiosidad por ti, por lo que junte valor y le pregunte tu nombre. Los ojos azules de Niall me observaron con curiosidad por unos minutos, como si estuviera averiguando el porque de mi pregunta con solo mirarme.

—Zayn —soltó luego de unos minutos—. Su nombre es Zayn Malik. 

Y todo quedo allí. Nunca más me acerque a ti o te hable. Te contemplaba desde lejos cada que podia. Observaba tu sonrisa, el brillo en tus ojos y la forma en que gesticulabas con tus manos cuando hablabas sobre algo que te apasionaba. Me aprendí cada uno de tus gestos, como si de un acosador se tratara. Quería saber sobre ti, que me contarás las cosas que te importaban y que quisieras escucharme a cambio. Pero nunca me anime a acercarme...

—¿Que miras? —pregunto Andy un día, cuando estaba observandote reir con tus amigos desde la sombra de un arbol.

Mirando a uno de los pocos chicos con los que habia logrado entablar una amistad, sacudí la cabeza y miré hacia otro lugar—. Nada. 

No quería que nadie supiera que me gustabas. Mis amigos estaban convencidos de que eras un imbecil y yo solo quería encajar. Eras un enamoramiento pasajero, un tonto capricho, me dije. Te olvidaría con el tiempo. 

No lo hice.

El siguiente año me toco compartilo contigo. En la misma clase, a solo dos bancos de distancia. Pensé que sería mi oportunidad para poder llegar a ti. Pero todo parecia llevarnos en dirección contraria. Comenzaste a juntarte con los chicos "populares", aquellos que no hacian más que hablar temas vacios y burlarse de los demas. No podía con ello. 

Esperando por ti |Ziam| One Shot¡Lee esta historia GRATIS!