Capítulo 5.

510 38 10

¡Maldita cobertura!

No me podía creer que en un hotel de tres estrellas de Barcelona no haya nada más que una rayita de cobertura.

No me quedó más remedio que hablar con Sacha por skype con un pie encima del sofa y el otro encima de la pared intentando aguantar el equilibrio.

-Enaaaaaaaaaana.-gritó, lleno de felicidad.

-Sachiiita.-dije algo agobiada por la situación en la que estaba.

-¿Que se supone que haces?-se rió divertido.

-Intentar conseguir más rayitas de cobertura, no me agobies.

-Perdona princesa.-me lanzó un beso.

-¿Leíste todo lo que te mandé? -el asintió-¿Que opinas? Yo esque me estoy haciendo un cacao mental.

-Opino que deberías relajarte enana, ah, y que te gusta Rosberg-noté como mis megillas ardían.

-¡No me gusta! Es más, me cae mal y su exnovia o novia,bueno, lo que sean, peor.-Sacha elevó una ceja y se me quedó mirando serio, esa cara era superior a mi y empecé a reirme.

-¡Ves tonta! Mientes, te mola Rosberg, hehe.-se levantó de un salto y me señalo cual Julio Iglesias.

-Bueno, Sacha, esque a ver.-me aclaré la garganta.-Es guapísimo y me atrae mucho, pero nada más, jurao'.

-¿Te parece poco?-se rió

-¿Que me aconsejas?.

-Lánzate nena.
----------------------------------

Me encontraba en el box de Mercedes con Gabi, con la que había echo buenas migas desde ayer y la había invitado a pasar la qualy conmigo, así se me haría más amena.

-Hola-saludó Lewis con el casco en la mano-No me darás un beso de buena suerte,¿No?

A lo lejos ví como la estúpida de Vivian le olía el culo a Nico, a él no parecía importarle, la verdad.

Tomáoslo como queráis, pero le dí a Lewis un beso en la megilla para intentar joder a Nico, básicamente.

Y parece que funcionó, porque Nico apartó a Lewis de mi poniéndo la absurda excusa de que en nada empezarían a rodar.

Esta vez, la partida la ganó Lewis que se coronó con la pole position seguido de Nico, a pocas centésimas de su tiempo.

-¡Woha! Eres mi amuleto de la buena suerte July-Lewis se dirigió hacia nuestro asiento saltando de alegría y me abrazó.

-Te lo has ganado tú, yo no he tenido nada que ver.-dije, a lo lejos divisé a Nico hablando con mi hermano, tenía expresión seria, me dio mucha pena.

-Sí que has tenido que ver,¿Qué te parece venir a cenar hoy conmigo? Así te recompenso un poco lo de hoy.-el inglés me dedicó una gran sonrisa.

-Lo siento, Lewis, otro día, hoy voy ya quedé con mi hermano, voy a cuidar a Valen, él va a ir a cenar con Noa.

-Em, sí, tu hermano se lo merece, trabaja mucho...-se rascó la cabeza-¿Otro día entonces?-asentí.
- - - - - - - - - - - - - - - - - - -

-Y si hay algún problema, llámame y si por cualquier circunstancia no te cojo llama a Nicki o a Paddy,tienes sus números en la mesa.-Noa y yo rodeámos los ojos.

-Que sí, vámonos cielo.-le arrastró Noa.

-Os quieeeero.-gritó y cerró la puerta.

Me senté en el sofá y observé a Valentina, tan sonriente como siempre, jugando con las muñecas.Me sabía mal a día de hoy haberme perdido toda su infancia, de la nada, ya tenía 5 años.

Al rato oí la puerta sonar, supuse que sería el servicio de comedor que traería la cena.

Lo que me sorprendió fue encontrarme el rostro del alemán detrás de aquella puerta, llevaba una gran pizza en la mano y un montón de películas.

-Nos volvemos a ver eh, rubita.-dijo entrando en la habitación,la pequeña Valen vino corriendo a abrazarle.

-¡Tío Niiiico!-gritó mi sobrina mientras se abrazaba a su pierna.

-Hola cariño, traje algo de comer.-yo seguía al lado de la puerta, indignada, con los brazos cruzados.-Toto me dijo que hoy cuidarías de ella, así que me acoplé al plan, a parte de comida he traído películas.

-No tendrías porque haberlo hecho, es más, deberías estár con tu novia,¿No?-él se rió ante mi réplica.

-Para estár con mi novia tendría que conocerla primero.-dijo dándola a Valen un trozo de pizza.

-Ah.-dije sentándome para cenar con ellos.

Al rato mi ordenador empezó a vibrar, lo puse sobre mis piernas y lo abrí, una videollamada de Sacha, que oportuno...

-¡Enaaaaaaaaaaana!-gritó, Nico se asomó curioso-Ups, te veo ocupada.

-Que va Sacha, sí estaba muy aburrida...-le eché una mirada asesina.

-Hola Nico,¿Qué tal con Juliet? Es guapa eh.-si ahora mismo estuviera el imbécil de Sacha delante mía, lo mataría, sería una muerte lenta y dolorosa.

-Hola Sacha, que raro que os conozcais-se rió-Y sí, es preciosa, es muy incómodo estár con alguien tan guapa.

-Aquí hay tema pero vamos-dijo Sacha haciendo gestos raros.-Bueno, tórtolos, me tengo que ir, peque, después ya te contaré.-dijo y canceló la videollamada.

Noté como mis megillas ardían de cólera mientras Nico no paraba de sonreír

You can be a champion, Nico Rosberg.¡Lee esta historia GRATIS!