局 D穩a: 3

26K 4.4K 3.2K
                                    

Taehyung se levantó de la silla giratoria donde había estado sentado, los papeles que tenía en su mano los dejó encima de su escritorio, giró su cuerpo a dirección a su ventana -o mejor dicho, pared de cristal- y comenzó a avanzar

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Taehyung se levantó de la silla giratoria donde había estado sentado, los papeles que tenía en su mano los dejó encima de su escritorio, giró su cuerpo a dirección a su ventana -o mejor dicho, pared de cristal- y comenzó a avanzar.

Sonrió en grande, sus ojitos volviéndose dos finas líneas y sus mejillas hechas dos bolitas al ver al pelimorado afuera del local, sosteniendo el típico cartel amarillo, ahora indicando que ese día el autoalavado tenía oferta 2x1.

Y él amaba las cosas 2x1.

Miró la hora en el reloj de su muñeca, era temprano, bastante realmente como para abandonar la oficina sin motivos urgentes. Pero, eso no le impidió tomar las llaves de su auto y dirigirse a la oficina de su secretario y mano derecha.

Él era el jefe y si necesitaban algo, que lo llamasen.

Tocó con sus nudillos varias veces la puerta, al recibir un -adelante-, tomó la perilla y la giró.

—Necesito tu ayuda —fue lo primero que dijo al entrar, haciendo que Hoseok soltase el bolígrafo que tenía en manos y se quitara las gafas, mirándolo desconcertado.

Algo que todos sabían de Taehyung es que solía ser muy —demasiado— reservado en todo lo que hacía, sentía o quería, costaba mucho que se sentara y pidiera ayuda, un favor o simplemente se expresara, siempre, aunque no quisiera, él prefería arreglárselas solo.

—¿Y a ti que mosquito te picó? —Hoseok elevó la ceja.

Kim y Jung son mejores amigos desde la infancia, prácticamente se criaron e hicieron todo juntos, Hoseok vivía a unas cuantas casas de la suya siendo vecinos, cursaron juntos la escuela elemental así mismo la escuela media. Pasaron su infancia y parte de la adolescencia juntos hasta que Taehyung se marchó de Daegu, días después de que su abuela falleciera, abandonando la pequeña granja que lo vio crecer, como así también a su único y mejor amigo.

Se fue a vivir con sus padres en Seúl, mantenía el contacto con Hoseok, varias veces lo iba a visitar, quedándose varios días de las vacaciones en su ciudad natal. Fueron años donde no se vieron durante meses, su método de comunicación eran los mensajes y a veces una que otra video llamada, sin embargo la amistad nunca decayó.

Cuando Kim obtuvo la herencia de su padre después de que este decidiera jubilarse a sus 50 años pasándole el mando a sus 3 hijos varones mayores y su única hija menor, Taehyung decidió lo primero que haría con el dinero y propiedades a su poder.

Nunca fue de utilizar el dinero de sus padres, como bien Hyungsik nunca le negó absolutamente nada, lo que él pidiera, se lo daba, el prefirió ganarse las cosas a su propio medio, por eso, nunca utilizó las tarjetas de crédito que le fueron dadas a sus quince años cuando llegó a Seúl, más que cuando era verdaderamente una emergencia, prefería trabajar los fines de semana en un supermercado empacando las compras de las personas y acompañándolos hasta el auto para ganarse unos billetes, que vivir siendo dependiente a sus padres.

Car Wash | KOOKVDonde viven las historias. Desc繳brelo ahora