局 D穩a: 1

39.4K 4.6K 8.5K
                                    

Ser el CEO de empresas importantes no era tan fácil como lo plantaban en los doramas de televisión o incluso, los de Netflix que eran el triple de clichés

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Ser el CEO de empresas importantes no era tan fácil como lo plantaban en los doramas de televisión o incluso, los de Netflix que eran el triple de clichés. Odiaba dichas series, donde todo mundo caí a los pies del CEO con belleza deslumbrante, con el que todas e incluso todos, querían contraer matrimonio por dos razones: por interés o por interés. En realidad no habían dos opciones, pero quedaba más cool decirlo así.

Por eso, en sus años de vida, Kim Taehyung nunca ha tenido pareja.

Su vida era un tanto diferente en ese ámbito, cuando cumplió sus 15 años de edad, en su fiesta de cumpleaños frente a sus familiares se declaró homosexual, sus padres solo se miraron entre ellos y respondieron un simple —lo sabíamos amor— haciendo que sintiera estúpido por haber estado practicando frente a su espejo durante horas como salir del closet.

La mayoría de familias con apellido de renombre y conocido tanto en el país como internacionalmente, solían manejar la vida de sus hijos a su antojo con tal de poder beneficiarse por medio de matrimonios forzados, obligando a sus hijos a vivir una vida llena de infelicidad. Los miraban como una máquina para satisfacer y llenar sus bolsillos de unos cuantos billetes más, el unir apellidos y hacer alianzas por medio de un casamiento planificado, era lo más común.

Eso no pasaba en la familia de Taehyung, para el matrimonio Kim estaba primeramente el bienestar y felicidad de sus hijos, que sus múltiples empresas.

A sus 20 años, Kim Taehyung tomó el mando de varias empresas, convirtiéndose en el "CEO homosexual" en la boca de los demás, compartiendo la mitad con su hermano mayor Namjoon, el "otro CEO homosexual".

No había persona, noticiero o periódico incluso revistas y artículos en internet en el que no se hablara del gran Kim Hyungsik y su gran don para procrear hijos homosexuales, dos de sus hijos varones siendo abiertamente homosexuales y Kim Yerim, su hija menor y una única mujer, siendo bisexual.

Estos tres, siendo hijos de su segundo matrimonio.

Eso no le quitaba a Hyungsik que se sintiera el padre más orgulloso de mirar a sus hijos siendo ellos mismos.

Volviendo a la realidad, el moreno de cabello castaño se encontraba mirando el gran letrero de color amarillo decorado con colores verdaderamente chillantes que anunciaba la apertura del nuevo autolavado que habían colocado frente a su edificio. No fue el letrero con letras en rojo y flores de colores lo que llamó su atención, había algo, mejor dicho alguien de cabello morado, overol azul oscuro y camiseta sin mangas dejando ver sus brazos lechosos.

El chico que sostenía el letrero mantenía una gran sonrisa en su rostro mientras lo movía de un lado a otro llamando la atención de las personas que pasaban, informando que las primeras diez personas en llegar se le daría el servicio gratis.

Era una oferta tan irresistible como cuando regalaban galletitas con atún en los supermercados.

Y él amaba las cosas gratis.

Car Wash | KOOKVDonde viven las historias. Desc繳brelo ahora