O5

1.9K 407 112
                                    

Despertó debido a la incomodidad que le causaba el frio y duro suelo, se encontraba boca arriba, lo primero que vieron sus ojitos al abrirse fueron varios árboles y la luna llena en su punto más alto, el resplandor de ésta iluminaba agradecida tod...

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Despertó debido a la incomodidad que le causaba el frio y duro suelo, se encontraba boca arriba, lo primero que vieron sus ojitos al abrirse fueron varios árboles y la luna llena en su punto más alto, el resplandor de ésta iluminaba agradecida todo el lugar con su hermosa luz natural. Extrañado porque no estaba en su cama (Donde estaba seguro que se había quedado dormido) Se levantó casi en un brinco, miró para todos lados, su cabeza se movia desesperadamente, lo único que pudo ver eran más árboles, el canto de los grillos y el búho eran lo único que podia escuchar en ese sólo y apartado lugar.

Se puso de pie totalmente confundido, el temor empezaba a hacerse presente, la fria noche le recordó que no estaba bien abrigado y el frío se empezaba a calar en sus huesos.

Su corazón comenzó a agitarse, su cuerpo comenzó a temblar y no precisamente por el frio.

No entendia nada ¿Dónde estaba? Era la pregunta que se repetía una y otra vez en su mente, no sabia cuánto tiempo había estado dormido, aún era de noche, por lo cual dedujo que sólo habían sido unas horas, o tal vez... Había pasado más de un dia. El miedo fue el causante de esas lágrimas que empezaban a salir, estaba solo en un lugar desconocido.

Sorbiendo su nariz roja y helada por el frío, empezó a caminar algo dudoso y tembloroso, con la esperanza de encontrar a alguien que le ayudara. Quería volver a casa, llegó a pensar que a lo mejor aún estuviera durmiendo en su cama calentita, y solo estuviera teniendo un raro sueño, del que ya quería despertar.

Sus pasos eran lentos, el sonido de las hojas secas al ser pisadas por su pie, le daba un aspecto terrorífico, supo rápidamente que se encontraba en un bosque oscuro y hasta le parecía tenebroso, a lo lejos se podía escuchar también el sonido de un río o quizá lago.

— ¡Agarrenlo, es el omega de luz! ¡No dejen que escape! – Escuchó voces que lo alertaron al momento, mirando hacia atrás pudo visualizar unos hombres a la lejanía, no estaba seguro pero traían algo en la mano y casi podía jurar que eran armas, tragó grueso al ver como se acercaban e inconscientemente dio dos pasos hacia atrás retrocediendo, viendo como las figuras de su cuerpos se hacían más grandes conforme acortaban la distancia.

¡Corre! ¡Vienen por nosotros!

Una extraña voz se escuchó en su cabeza, lo único que pudo pensar es que tal vez empezaba a perder la cordura, no fue hasta que una flecha pasó tan cerca de él, que incluso rozó su mejilla ocasionando que un pequeño hilo de sangre comenzara a bajar, logró reaccionar, sus piernas se movieron solas y comenzó a correr, huyendo de quienes ahora sabía eran sus persecusores.

Debía huir de ellos, si ellos lo capturaban no sabía lo que podrían llegar a hacerle, las flechas pasaban tan cerca de él, que incluso podía ver lo afiladas que estas eran.

Corría a toda velocidad, como alma que lleva el diablo, sus pies descalzos empezaban a arder, debido a lo lastimados que ya estaban.

— ¡Ven aquí pequeño, no huyas! – Volvió a escuchar, pero esta vez más cerca, señal de que no era mucha la distancia que los dividía, eso ocasionó que el miedo aumentara, las lágrimas nublaban su vista, lo que ocasionó que resbalara y maltratara su cuerpo.

「 omega de luz 」taekookDonde viven las historias. Descúbrelo ahora