Capítulo Diecinueve: Cuatro chicos que comienzo a odiar

1.3K 50 0

Abro mis ojos y trato de acostumbrarme a la oscuridad. Mis manos y pies siguen atadas, pero me quitaron el pañuelo de la boca. Gracias a la poca luz que da la pequeña lámpara a mi lado, puedo ver una cama vieja de hierro, supongo. Y a su lado hay una pequeña silla de madera, intento levantarme pero no puedo, solo provoco caer de lado y golpear mi cabeza.

Quiero ver a Char, quiero saber cómo está. Quiero estar con mis amigos y Luke. En cualquier otro lugar menos aquí, con mi peor pesadilla. Con el chico que intento violarme hace 9 años y ahora me secuestro para terminar lo que inicio.

No debí de confiar en Ethan, pero él fue muy lindo al principio. Me trato bien y estuvo conmigo cuando lo necesitaba. Pero ahora me doy cuenta de que solo era para ayudar a Robert, porque nunca sospecharía que Ethan me dejara las notas. Siento tanta ira y enojo contra ellos, quiero golpearlos o algo. Pero lo que más quiero es salir de aquí e ir con Char. Me dolió tanto verlo en el suelo desangrándose. No quiero que muera, si muere no sé qué voy a hacer.

La puerta de la habitación en donde me encuentro se abre y entra alguien que no alcanzo a distinguir bien, ya que lleva una máscara y no me deja ver su rostro.

-Siempre es bueno verte, Jule- me dice ¿Jace?

-¿Jace?- pregunto confundida

-Es irónico que yo les haya ayudado. Oh espera, no, no lo es. Luke debe de estar sufriendo porque no puede encontrarte y no sabe quién te secuestro y eso me hace muy feliz. Lo que me da mucha risa es que tú creíste que él te engaño. Debiste de ver tu rostro cuando la rubia llego y lo beso, es sorpréndete como las mujeres actúan tan bien- me dice y suelta una carcajada

-¿Luke no me engaño?- pregunto en un susurro

-No, no lo hizo. Yo le pague a la chica para que hiciera lo que hizo y así tú te enojaras con él. Eso provocaría que te alejaras de él y así nosotros pudiéramos secuestrarte. Lo hiciste todo tan sencillo- me dice y se agacha para ponerme de pie

-Son unos hijos de puta- le digo y él me da una fuerte cachetada y me tira en la cama

-Lo somos, pero tu familia y tus amigos tiene toda la culpa de que estés aquí. Lexi fue mi novia pero cortó conmigo porque dijo que no podía confiar en mí y luego gracias a ti conoció a Evan y ahora tienen una gran relación. Conozco a Lexi y pude ver cuánto le dolió que te lleváramos. Todos tus seres queridos están sufriendo y es algo que nos satisface. Están trabajando tan rápido que tu hermanito Derek y tu padre ya están en tu casa, pero lo que ellos no saben es que los últimos que te vieron por última vez fueron tus amigos y dos de tus hermanos- me dice y yo comienzo a llorar

-Lo que hacen es injusto- digo entre sollozos

-No, no lo creo. Lo que hacemos se llama karma- me dice

-No entiendo- le digo y volteo a verlo

-Tu familia metió a la cárcel a Robert. Luke hizo que te alejaras de Ethan, el cual quería estar contigo. Por tu culpa Luke golpeo a Bray. Hiciste que Lexi se alejara de mí. Somos el karma, por cada cosa que tus amigos y tu familia nos hizo, tú lo pagaras y ellos sufrirán. Piensan que no vamos en serio pero lo vamos. Pasaras tus últimos días con nosotros- me dice, se levanta y sale

Sigo llorando, siento tanta impotencia de estar aquí cuando mi familia me busca desesperadamente. Luke no me engaño y yo le hice daño y no deje que me explicara. Quiero ir con ellos y pedirles perdón por todo lo que he hecho. Quiero irme lejos con ellos donde nadie nos encuentre y podamos estar en paz. Pero no puedo y no los volveré a ver y eso me rompe el corazón.

-Hola, Nia- me saluda Robert cuando entra

-Te odio- le digo y él sonríe

-Todos estos años en prisión me ayudaron a planear bien mi gran golpe. Cuando te vi el primer día que llegaste a la ciudad me sorprendí de lo hermosa que te habías puesto. Te veía todos los días. Ethan y Bray me daban informes y fotos de ti. Estuve cerca de ti el día que te encerré en el gimnasio. Te iba a secuestrar ese día pero el estúpido de Evan te ayudo a salir. Nia, planeaba secuestrarte y luego hacerte mía, pero quiero que tú te entregues a mí- me dice.

Enamorada del chico maloDonde viven las historias. Descúbrelo ahora