Capítulo Quince: Corran mis bellas cenicientas

1.9K 54 0


Despierto con un dolor de cabeza muy fuerte, abro mis ojos y la luz que entra a mi habitación me lastima rápidamente los vuelvo a cerrar. Los empiezo a abrir poco a poco, volteo a mí alrededor y veo un gran desastre en mi habitación. Mi mesita de café esta tirada al igual que mi lámpara, las cosas de mi escritorio están tiradas y revueltas. Mi armario está abierto y con toda la ropa de fuera.

¡SANTOS PANQUEQUES SE HAN METIDO A ROBAR!

Me paro de mi cama pero caigo al suelo, me levanto y corro hacia el pasillo para bajar las escaleras.

-¡Se han metido a robar, se han metido a robar!- grito mientras corro hacia la cocina. Entro y tomo algo para defenderme

-¡CHAR, CHAR! ¡SE HAN METIDO A ROBAR! ¡LLAMA A DEREK!-voy gritando mientras me dirijo a la sala.

Al entrar me encuentro con todos mis amigos y mis dos hermanos, están sentados en el sillón, voltean a verme y se empiezan a reír

-¿Es en serio Jule? ¿Un sartén?- me dice Christian. Veo mi arma y efectivamente es un sartén

-Bueno yo creo que los ladrones se hubieran distraído al verte así- me dice Lexi

Miro hacia mi ropa y me doy cuenta de que solo traigo mi sujetador y los boxers de Luke.

-Yo... Em... Este... desperté y vi mi habitación echa un desastre y supuse que se metieron a robar, no me fije en que llevaba puesto- les digo mientras intento cubrirme con el sartén

-Te quedan bien esos boxers, preciosa- me dice Will y Luke lo golpea en la cabeza- ¡Auch!

-Mujer ve a vestirte- me dice Charlie- ya llamare a Derek- me dice y comienzan a reírse todos

-Si alguien los ataca no los defenderé, mundanos- les digo y me doy la vuelta para subir a mi habitación, pero tocan la puerta. Camino para abrir pero un grito me detiene

-¡HANNIA, NO!- grita Luke saliendo de la sala, camina hacia mí se saca su camisa y me la pone- ¿acaso no recuerdas que vas casi desnuda?- me pregunta

-Lo siento- le digo

-Yo abro tortolitos- aparece Charlie detrás de Luke y pasa a un lado de mi

Tomo la mano de Luke y empiezo a correr para ir a mi habitación. Subimos rápidamente y entramos. Cierro la puerta con seguro y volteo a ver a Luke

-Soy Jule, conoces mi historia bueno la historia de Jule. Lamento lo que hice ayer lo que dije ayer y si te insulte o algo en la cafetería. Solo es que pues me dolió que mis amigos y mi novio preferían a Jule en vez de a Hanni- hablo tan rápido que no sé si me entendió. Luke sonríe y me ve divertido.

-Mi amor, eso me lo dijiste anoche- me dice tratando de no reírse

-¿Qué? No es cierto- le digo

-¿No recuerdas nada de lo anoche?- me pregunta y yo niego con la cabeza- Llegaste te caíste en medio de la carretera, te levante en mis brazos y te traje a tu habitación, al llegar aquí te bajaste de mis brazos y empezaste a desordenar todo, sacabas ropa de tu armario, tiraste tu mesita de café y desordenaste lo de tu escritorio, te pregunte que te pasaba y me dijiste lo que me acabas de decir luego caíste al suelo y te quedaste dormida- me termina de decir y sonríe

-¿Cómo es que termine en ropa interior?- le pregunto

-Te quite el vestido, los tacones y te recosté en tu cama- me contesta

-¿Estás enojado conmigo?- le digo con voz de niña pequeña y hago un puchero

-Estaba enojado contigo- me dice mientras se acerca, me toma por la cintura y me acerca a él- pero ya no- me dice e intenta besarme pero yo me pongo las dos manos en mi boca y niego con la cabeza

Enamorada del chico maloDonde viven las historias. Descúbrelo ahora