ESCAPE

19.8K 1.1K 325

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.


1108 Hs., 12 de octubre

Celda del Centinel-6, nivel C


—Ha pasado tiempo, Tommy.

La neblina que dominaba el panorama tras la pantalla curva de cristal se agitó cuando la silueta de la criatura reanudó sus tan características ondulaciones.

—¿Qué es el tiempo? —le preguntó el teras. Por supuesto, solo él lo escuchó.

«¿Este maldito no me puede saludar con normalidad por una vez?»

—Una de las caras del universo —respondió Richard—. De todos nosotros, tú deberías saberlo, Tommy. Afirmas haber vivido por miles de años.

—Has malinterpretado el mensaje, como es tan común en tu especie, humano —replicó aquel inquietante siseo—. Este cuerpo que habito ha rondado el planeta por más años de los que serías capaz de contar, pero ¿estaba yo dentro?

—Y si no ¿quién más?

—A menudo, durante las noches salpicadas de culpa, te repites que somos nuestros recuerdos —dijo el C-6—. ¿Acaso eres el mismo humano de hace diez años? ¿O de hace veinte? Si tus memorias cambian, cambias tú también. Cada experiencia te renueva. ¿Cuántos Richard Hendricks han existido dentro de ese cuerpo endeble? ¿Dos, cinco, diez? ¿Cien? Quien aceptó un día la estancia en esta isla no es el mismo que me encara hoy. Tu corazón, lleno de dudas y temor, me lo grita.

—¿Y qué me dices de ti, monstruo? —susurró Richard. No importaba cuán bajo hablase, Tommy lo oiría—. Te burlaste cuando mencioné tu encierro. Afirmaste que fue tu decisión quedarte en la prisión, como lo fue la mía. ¿Eres distinto a quien eligió ese destino para ti? ¿Te arrepientes, acaso?

—Tu arrogancia me asombra. No me rebajes a tu nivel, humano. —La momentánea ira que despidió la criatura atravesó a Richard como una puñalada, pero se disipó al instante—. ¿Cuánto crees que durará este juego de poderes entre los humanos? ¿Cuánto resistirán el impulso de aniquilarse los unos a los otros, como tantas veces han intentado, pero con un poder mayor al que jamás domaron?

AVERNO¡Lee esta historia GRATIS!