*Psst* Notice anything different? 👀 Find out more about Wattpad's new look!

Learn More

24

A la mañana siguiente, sentí que el corazón se me salía del pecho al no encontrar a Dian a mi lado en la cama. No era porque me preocupaba que si hubiera ido, si no, que mi mente se creó por un momento la idea de que todo había sido un sueño. Que Dian no estaba en verdad aquí en Aerogh y que seguía perdida. 

Pero mi ritmo cardiaco volvió a la normalidad cuando la encontré en la cocina, preparando algo en las sartenes de mi mamá.

― ¿Qué pasa? ― preguntó algo extrañada. 

― No, es que... no te vi al despertar ―comenté señalando la puerta de la habitación a unos metros.

Dian hizo algo que me sorprendió y me dejó sin aliento al mismo tiempo. Sonrió. ― Lo siento. Tu madre se fue temprano a cada de Greg y dejó una nota diciendo que podíamos alcanzarla luego. Te vi durmiendo y no me animé a despertarte así que decidí preprarte algo en lo que lo hacías. 

Parpadeé un par de veces seguidas. ― ¿Quieres ir con Greg? 

Dian alzó los hombros mientras ponía un huevo perfectamente estrellado de la sartén al plato. ― Me parece buena la idea. 

― Genial ― Dian sonrió de nuevo hacia mí. ― Dian..., ¿a qué se debe el cambio tan repentino?

― Tenías razón, te lo dije ayer ―dijo poniendo el sartén en la estufa otra vez. ― Tal vez es momento de que intente mejorar enserio. 

― Pero no quiero que después estés agobiada porque no lo puedes hacer y lo escondas de mí tras sonrisas vacías. ¿Lo sabes?

Asintió un poco, lo cual hizo que un mechón de su cabello castaño cayera de su oreja. ― No pasará yo... Tengo planeado algo para devolverme algo de paz mental ―arrastró el plato hacia mí y me tendió un tenedor y cuchillo.

― ¿Qué es? ―pregunté. ― ¿Tú no vas a desayunar?

― Ya lo hice ―comentó rápidamente señalando un plato sucio en el fregadero. ― Quiero ir...  a dónde vive la familia de Dohran.

Miré a Dian en silencio por segundos. ― ¿E-estás segura?

― Sí ―asintió mientras yo comía. ― Quiero conocer a su madre y a su padre y decirles lo bueno que era él conmigo y... quiero sugerirles que le hagamos alguna clase de evento en su memoria.

― Wow ―musité y dejé los cubiertos en el plato.

― ¿Te parece mala la idea? ―preguntó mordiéndose el labio inferior.

― No... De hecho es genial. Jamás se me hubiera ocurrido.

― Entonces, ¿no estás en contra de que lo haga?

Negué. ― Si crees que eso te hará bien, adelante. ¿Por qué me preguntas eso?

― Bueno ―dijo ahogando una risita. ― Recuerdo algo muy bien sobre la Aldea y todo eso, y eso es... tus celos psicópatas.

La miré entrecerrando los ojos. ― Mis celos no eran "psicópatas". 

― Lo eran, creéme ―dijo alzando las cejas. ― Te ponías celoso de cualquier cosa. Dohran respiraba y tú te enojabas porque creías que lo hizo por mí.

― Dian Roman Laurice ―dije con una carcajada. ― Eres tan exgerada. 

― Tal vez ―comentó alzando los hombros―, pero te hice soltar una risa. 

― Bueno, me la voy a cobrar... Justo ahora.

― ¿Qué? ¿Cómo? ―preguntó confundida y al ver que me levantaba de mi asiento y rodeaba la pequeña isla en la cocina, abrió sus ojos en exageración. ― ¡No! ¡Cosquillas no!

Restore. | Niall Horan.¡Lee esta historia GRATIS!