-claro que te tengo confianza, bebé- me contestó, llevó sus manos a mis mejillas acariciándolas e hizo que lo mirara a los ojos.

-dime lo que me estás ocultando- lo animé y él negó-. ¿Por qué no me quieres decir?- mordí mi labio inferior.

-porque es algo que...- se quedó callado mirando a todas partes pensando.

-lo ves- resoplé y quité sus manos. Después, me atrajo hacia él bruscamente y unió sus labios a los míos. Di un respingo y puse mis manos en su pecho tratando de alejarlo pero me fue imposible, así que me dejé llevar. Metió su lengua en mi boca y jugó con la mía. Al poco tiempo nos separamos.

-te detesto- murmuré entrecortadamente.

-auch, eso dolió- rió.

-bah- dije en tono de fastidio y lo empujé a la cama acostándolo-. Ahora mismo me dices- me puse a horcajadas en él y mis manos en sus hombros.

-Calum, bebé- susurró tomando mi cintura.

-Calum, bebé nada- gruñí.

-pero...

-nada, dije- lo miré mal.

-te lo voy a decir- lo dijo rendido.

-nada...- pausé-. ¿Qué? ¿En serio?- lo miré sorprendido y él asintió.

De un movimiento él nos dio media vuelta quedando él ahora encima de mí y puso sus brazos alrededor de mi cabeza. Enrollé mis piernas en las suyas quedando más cómodos.

-está bien, uhm...- tragó saliva-. No te molestes conmigo. Prométeme eso- me miró serio y asentí.

-dímelo ya, quiero saber si te ganas de mi parte un golpe- apresuré.

-desde hace unos días...- pausó-. ¿Un golpe? ¿Me darás un golpe?- frunció el ceño.

-sí- admití-. Te daré muchos si no me lo dices en este momento- amenacé.

El chico estaba a punto de hablar pero fue interrumpido por el timbre de mi casa. Yo no esperaba a nadie y menos a estas horas...

-mierda, mis padres- lo recordé y empujé a Luke dejándolo de lado de la cama.

-hey, no...

-calla, luego me lo dices- gruñí. Corrí fuera de mi habitación y bajé las escaleras.

No sé si fue caballeroso de mi parte empujarlo y dejarlo solo en mi habitación con la palabra en la boca... me devolví de nuevo.

-Luke, Luke, Luke- dije desesperadamente, lo busqué por la habitación y lo encontré en una esquina mirando su celular-. Lukey- pronuncié y levantó su mirada.

-¿Lu...qué?- frunció el ceño.

-eh...- miré a todas partes y me sonrojé-. Te encargo que no salgas de aquí- corrí hacia él y lo tomé de su playera atrayéndolo a mí besando cariñosamente sus labios-. Perdóname por tratarte así- susurré y de nuevo salí corriendo de mi habitación hasta la entrada de mi casa.

-te he dicho miles de veces que tengas tu propia llave, ahora ¿cómo le hacemos?, ¿ya marcaste su celular?- se escuchó la voz de mi mamá.

Sin más abrí la puerta y ambos me miraron sorprendidos.

-¿Por qué no abrías?- mi papá cuestionó con la ceja levantada.

-porque...- suspiré-. Los extrañé- los abracé a ambos cambiando de tema.

-sí, hijo nosotros igual- sonrió mi mamá cuando nos separamos. Ambos me miraron con una sonrisa y me puse nervioso.

-¿Qué?- cuestioné y rieron.

-¿recuerdas la sorpresa?- preguntó mi mamá mirando hacia atrás.

-oh por dios, sí ¿Qué es?- me emocioné-. ¿Un perrito?, ¿un gatito?, no- pausé-. Un conejito- chillé y me miraron frunciendo el ceño. Sentí el calor en mis mejillas-. Estem, digo, unas pesas para hacer ejercicio porque soy muy macho- carraspeé mi garganta.

-esa es buena idea, no se me había ocurrido antes- habló ahora mi papá.

-¿la del perrito?- alcé una ceja y él negó.

-¿Acaso prefieres un perrito que a mí?- cuestionó una voz femenina y una chica caminó hasta acá. Fruncí el ceño mirando a mis padres.

-¿no te acuerdas de ella?- preguntó sorprendida mi madre y negué-. Calum, con ella pasaste parte de tu infancia- insistió pero yo seguía sin recordarla.

-es cómo tu espejo- habló mi papá y entonces reaccioné. Abrí mi boca en sorpresa. Las tres personas que tenía delante de mí rieron ante mi expresión.

-tú... tú eres- susurré y corrí a ella-. Mali- murmuré y sentí mis ojos arder.

Ella, mi hermana y la tenía aquí cerca. Anhelé este momento desde hace mucho tiempo.

*¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨*

Esto fue conmovedor, sorry... *llora lágrimas cibernéticas*

Ángel || Cake¡Lee esta historia GRATIS!