No luce tan mal ¿verdad?

Como dijiste, peores heridas has tenido, pero solo tú las has visto

—Niña ¿Qué ha pasado contigo? Esa herida luce muy fea. Sube a la camilla —señala mientras busca algo en unos cajones.

Mi mirada llena de terror se encuentra con la cálida mirada de Alaric, él me ayuda a subirme a la camilla mientras agarra mi mano entre las de él; que para mí están demasiado frías.

—Tendremos que destruir ese pantalón —dice la enfermera mientras empieza a cortar la prenda, cierro los ojos. No me siento capaz de ver la mirada de horror que aparecerá en el rostro de la enfermera —¡Santo Cielo! —susurra, el frio choca contra la piel de mis piernas, sé que están viendo mis cicatrices, el agarre de Alaric se hace más fuerte —Después hablaremos de esto, primero curaré ésta herida —omito el grito que quiero dar, el alcohol haciendo contacto con mi piel es muy doloroso, pero segundos después ese dolor se vuelve en placer.

Después de todo eres masoquista. Amante del dolor, amante de la sangre, amante del dulce roce de una navaja.

Al fin la enfermera termina, fueron unos minutos que para mí fueron una eternidad, ahora me preparo para lo peor, ser criticada, ser llamada depresiva o suicida

La veo acomodarse en una silla detrás de un pequeño escritorio, su rostro es de pena.

Siente pena de ti, suicida.

 —Ahora, necesito que me expliquen porque tienes esas cicatrices —dice la enfermera mientras su mirada me recorre haciéndome sentir insignificante, en realidad, más insignificante de lo que ya me siento —por favor, siéntense acá y explíquenme, creo que esto será un poco largo. —señala unas sillas frente a ella, Alaric tira de mí y siento que me arrepentiré de “aceptar” la ayuda de él.

En mi mente estoy tratando de crear una mentira para cubrir mi amarga realidad.

Solo una pequeña mentira, después de todo tu vida está rodeada de ellas, una más no hará la diferencia.

Pienso y digo lo primero que llega a mi mente —Un accidente —inmediatamente quiero golpearme por la estupidez que dije.

¿en serio? ¿un accidente? Nadie creerá que fue un accidente, jaja un accidente donde caíste sobre unas navajas, por favor ¿No sabes mentir, vaquita suicida?

Claro que nuestra preciosa Jezabel sabe mentir, después de todo su vida está basada en mentiras ¿Acaso no es una mentira el decir que estas bien cuando no lo estás? Y a nuestra princesa siempre le cree, es una mentirosa de excelencia, lástima que las mentiras en vez de ayudar la hunden más en el vacío.

 Yo sé mentir pero bajo presión no lo hago bien. Y mucho menos cuando tengo estas voces retumbando en mi cabeza.

Disculpa, no pensamos que incomodáramos. Ahora nos quedaremos calladas para que puedas hacer tu trabajo bien.

—Jessie —susurra Alaric, está hablando conmigo como si fuera un animal herido. Estoy herida pero no quiero la lastima de los demás, no quiero que a nadie le interese mi bienestar—Sabemos que eso no pasó, el primer paso para salir es la aceptación, acepta frente a alguien lo que haces con tu cuerpo

¿Pasos? ¿Qué pasos? —¿A qué te refieres? —pregunto.

 —Ya sabes, necesitas ayuda, hermosa. Puedes salir de esto pero necesitas hablar con personas que saben qué hacer en estos casos y necesitas esa ayuda urgentemente, un mal corte puede causar la muerte, pero no te preocupes, yo estaré contigo para apoyarte, porque no quiero que mueras. Además de que entre rotos nos entendemos, sabemos lo que sufrimos y lo doloroso que es sufrir en silencio. Yo sé lo que es llorar en las noches, tratando de hacer el menor sonido posible porque tenía pánico de las preguntas de mi madre y mi padre.  

Por alguna extraña razón quería decirle lo que pasaba conmigo a esta señora, al mundo —Yo…Yo… —las palabras no querían salir, es como si de pronto olvidará como hablar.

—Necesitas ayuda, acéptalo. Aquí estoy yo, contigo. Juntos saldremos de esto

—Quiero que me ayudes —digo sin pensar ¿Qué pasa conmigo? No entiendo porque dije eso.

Un retumbo en mi cabeza me hace sentir un fuerte mareo

¡Qué mierda pasa contigo, idiota! ¿Realmente le dirás a alguien lo que haces? ¿En serio aceptaras lo depresiva que eres solo por un maldito chico depresivo? Pensé que eras más inteligente. ¿A dónde fue la chica que decía que no necesitaba ayuda que lo único que necesitaba era una maldita navaja? Pero solo te diré una cosa, si haces algo para salir de ésta oscuridad te arrastraré de vuelta y te aseguro que no quieres esto. Así que quita esa maldita idea de mierda de tu cabeza   

mis voces suenan enojadas como si quisieran matarme, en este momento tengo miedo de lo que pueda pasar. Mi cuerpo empieza a temblar, un escalofrió recorre mi cuerpo ¿de qué son capaces mis voces? Yo sé que son parte de mi imaginación pero siento el temor de lo que puedan hacer. Aunque después de todo son creación mía, yo puedo hacer que desaparezcan ¿no?

Yo no estaría de eso, somos reales y deberías de saber eso, después de todo llevamos muchos años juntos. Si aceptas esa ayuda ya sabes que la tormenta arreciará contra ti y lamentaras el doble haber nacido

—dime lo que pasa —la enfermera me hace volver a la realidad, no sé que hacer, tengo miedo pero una parte de mi corazón quiere ayuda, quiero salir de aquí, un escape de esta adicción.

—Me corto —al fin lo digo en voz alta, siento un peso menos pero siento que acabo de cavar mi propia tumba —Lo hago desde hace mucho tiempo, desde que mi padre murió. Todo se volvió un infierno, mi mamá empezó a tomar y drogarse en el colegio todo se volvía peor, me empujaban, gritaban y golpeaban. Lo que empezó como un experimento terminó en una adicción, no sé si quiero salir de esto, porque me hace sentir bien, feliz. Pero una parte de mi cuerpo me dice que busque ayuda. Estoy confundida

—Yo te ayudaré —dice Alaric.

—Necesitas ayuda psicológica un grupo donde te ayuden a salir de ese problema. Si no buscas ayuda nos veremos en la obligación de obligarte a ir. Es por tu bien no por el nuestro —la enfermera luce preocupada ¿quiere lo mejor para mí? —solo hazlo, cuando necesites hablar me tendrás aquí. Y creo que este chico también estará ahí para ti —Alaric asiente ¿tengo amigos? ¿Realmente son mis nuevos amigos y puedo confiar en ellos?

—¿Aceptas mi ayuda? —pregunta Alaric mientras le da un apretón a mi rodilla.

—Sí, acepto.

Te lo advertimos, lo que sigue será divertido para nosotros pero para ti será mucho peor que un infierno. Prepárate maldita suicida, el juego comienza y ya está escrito el ganador; nosotras, tus voces triunfaremos Pronto nos conoceremos, Jezabel. Odiaras vernos, lo odiaras tanto o más de lo que te odias a ti.

Te recomiendo que te prepares, Jezabel. Lo que viene no va a ser bonito.          

LO SIENTO DEMASIADO. QUIERO PEDIR PERDON POR NO ACTUALIZAR PERO TENGO DEMASIADO QUE HACER, ES MI ULTIMO AÑO DE COLEGIO Y TENGO MUCHOS TRABAJOS, MUCHO QUE ESTUDIAR, ENTRO A LAS 7 AM Y SALGO A LAS 5PM, LLEGO CANSADA A MI CASA PERO BUENO, ESO SON MIS PROBLEMAS ASÍ QUE... AQUI ESTA EL CAPITULO, ES CORTO PERO ES ALGO.

LOS QUE ESPERARON TODO ESTE TIEMPO LES AGRADEZCO Y LOS QUE DEJARON DE LEER POR LA ESPERA, SOLO LES PIDO PERDON. BUENO DEJEN SUS COMENTARIOS Y VOTOS. 

CAPITULO DEDICADO A LA CHICA QUE SE IBA A MORIR BIEN MUERTITA, QUERIDA TU COMENTARIO ME HIZO EL DÍA. TODAS MIS AMIGAS DICEN QUE ESTAS LOCA PERO YO TE ADORO, @ImBeutyQueenOfTears

ASI QUE UN ABRAZO PSICOLOGICO CON OLOR A GATO :D 

Cicatrices¡Lee esta historia GRATIS!