Capítulo 1

1.1K 53 16

Salí a toda velocidad de la universidad. La emoción invadía mi cuerpo, tanto, que no podía ni controlar el movimiento de mis pies. Quería dejar atrás todos estos meses estudiando sin cesar, el curso ya se había acabado y con él mi cuarto año de universidad. El motivo de tanta felicidad sería que pasaría 6 largos meses viajando con mi hermano, su mujer y mi sobrina.

Mi hermano y yo siempre estuvimos muy unidos. Pero últimamente ya no podía verle tanto como quisiera. Él trabaja en un equipo de Fórmula 1 desde hacía unos años y con cada ascenso que conseguía, mis posibilidades de pasar tiempo con él se reducían.

-¡Hey Juliet!,¿Vuelves ya a casa?-mi mejor amiga Alicia me sacó de mis pensamientos, asentí.-Yo voy a ir a ver a mis padres.No sabes lo que te echaré de menos, Wolfie...

-Y yo a tí-la abracé fuertemente.-Vendrás a visitarme,¿No?

-¡Ní lo dudes! Aunque bueno, ya sabes que a mi este mundo de los coches desde lo de Nico ni fú ni fá.

Alicia estudiaba fotografía en un estudio cerca de mi universidad, tiene un hermoso cabello rubio que le llega algo más abajo de los hombros y unos preciosos ojos azules.Era una persona excepcional, muy madura para sus cortos 22 años, siempre está ahí para lo que necesito, nunca me falla.Es lo más parecido a una hermana.

Entendí perfectamente lo que me quiso decir. Siempre la he metido demasiado en este mundo, hasta tal punto de que conoció a un piloto y se enamoraron. Una larga historia que no acabó demasiado bien.

Al rato de despedirme de Alicia decidí llamar a mi hermano, para saber a que hora me estará esperando en el aeropuerto. Me cogió al sexto toque y se oía mucho ruído de fondo. Fruncí el ceño pero en seguida me relajé al escucharle

-A las tres de la tarde estaré ahí, cariño.-dijo con su voz pausada y suave, transmitía tranquilidad.

-¡Perfecto bro! Disfrutaré al máximo mi última noche en Vienna-mi hermano se quedó callado ante mi respuesta-¡Toto! Que es broma eh.

-Ya, bueno, te llamaré después, parece que han encontrado un fallo en el motor de Nico. Está muy molesto, voy a ver si calmo a la bestia. Te adoro-llamada finalizada, típico de mi hermano colgarme el teléfono así.

Mi hermano es la persona más decidida, trabajadora y optimista que pude llegar a conocer en mi vida. Es de las típicas personas que te dan ganas de achuchar y mimar constantemente, como si fuese el tesoro más grande se tenga en la vida, aunque, al llevarme 10 años con él, ha hecho más de padre que de hermano.

Finalmente, a las seis de la tarde, caí en un profundo sueño haste que el sonido de el timbre me despertó.

You can be a champion, Nico Rosberg.¡Lee esta historia GRATIS!