NUEVO: Tap - Historias en forma de chat para tu 📲 . Disponibles en español
Obtenlo ya

Encuentro Casual (Tom Hiddleston X OC)

1.2K 103 80

«¡Mierda mierda! Voy tarde» Miré el reloj, efectivamente iba con 20 minutos de retraso «¡Rayos!» Dije nuevamente entre dientes. La conferencia ya había comenzado. ¡Maldición! Sabía que eso de irme de copas con Cintia y Lara no era buena idea, y más si al día siguiente era la ponencia de Henry, culminaba una etapa en su vida, mi pequeño hermanito se graduaba con honores.

Caminé de prisa hacia la entrada del subterráneo, por suerte no había mucha gente, así que no tuve que hacer fila para comprar el boleto. Abordé de prisa el sub, con Capital Cities sonando en mi Ipod, el vagón estaba casi vacío, sólo escasas 15 personas.

Miré a mí alrededor, buscando un lugar adecuado para sentarme, me decidí finalmente por el sitio al lado de un caballero, bastante agradable a simple vista, también estaba sumergido en su burbuja musical.

Una vez a su lado el hombre me lanzó una rápida mirada y su sonrisa ¡Wow! Me reseteó. Mis neuronas quedaron mono sinápticas. Por nanosegundos tuve la impresión de que había visto su rostro en algún lugar, pero no le di importancia, proseguí a acomodarme en mi asiento, puse mi morral en el suelo a mi lado, mientras me arreglaba la chaqueta.

«CRASH»

¡Mierda! Lo que me faltaba, mi móvil cayó fuertemente contra el suelo haciendo que se fragmentara en varias partes, batería por un lado, tapa por otro...

-¡Genial! -farfullé poniendo los ojos en blanco.

Me agaché para recogerlo cuando una mano masculina me hizo entrega de la batería.

-Toma, esto es tuyo.

¡Por Dios! Que manos tan divinas, grandes y largas. Mi mirada se quedó fija en ellas para luego subir hacia el rostro de aquel caballero de ojos azules penetrantes aunque risueños, un rostro varonil de gesto serio y una barba de tres días dibujaba su barbilla y parte de sus mejillas ¡¡Uff!! Que delicia de hombre.

-¿Estás bien?

¿Qué? ¿Cómo? ¿Dónde? Sacudí mi cabeza con fuerza, obligando a mis neuronas a hacer contacto, rápidamente tomé la parte de mi móvil que tenía en sus manos y con una sonrisa tímida...

-Gracias.

Él me sonrió y no pude evitar sonrojarme, rápidamente comencé a armar mi móvil.

-¿Enciende? -preguntó él inclinándose un poco hacia mí.

Me encogí de hombros, no encendía.

-Ya lo besó el diablo- dije sin pensar. Él abrió los ojos con sorpresa -Digo, no. Creo que ha muerto.

Él soltó una sonora carcajada que me contagió al instante, en cuestión de segundos estábamos riendo como locos y la gente nos miraba raro.

Guardé mi móvil en el bolsillo externo de mi morral y me senté «¡Mierda! Me quedé sin móvil ¿Ahora como le voy a preguntar a mi madre en que salón es la presentación de Henry?» Sin darme cuenta había comenzado a golpear el suelo con mi pie.

-¿Te encuentras bien? -de nuevo la voz de ese apuesto hombre. Asentí con la cabeza -¿Segura? Pareces angustiada ¿Algún número importante almacenado en el móvil? Ahora se pueden recuperar los contactos con una nueva aplicación de la Apple- comentó él.

Lo miré de nuevo, tratando de recordar donde he visto ese rostro, pero nada.

-Yo la tengo, si quieres me das tu sim card y lo comprobamos- se acercó un poco a mí, extendió su mano. Rápidamente me incliné para buscar mi móvil, si ese guapo caballero quería ayudarme no iba a poner resistencia.

-Aquí esta- le dije al darle mi tarjetita sim, él sonrió.

-Un momento, debo destaparlo. Mi móvil es dual, así que puede trabajar con las dos tarjetas al mismo tiempo.

® One Shots ©¡Lee esta historia GRATIS!