🐰So I Slapped Him On The Ass, Start Pullin' On His Hair🐰

13.8K 1.1K 1.4K
                                    

Como recomendación, hagan una buena playlist y dejen su imaginación fluir ~

×××

Viernes por la noche. ¿Hace cuánto tiempo había pasado desde que no tenía un viernes libre en su apretada agenda? Probablemente desde que aún era un chico normal y no un Idol. Pero Xiao Zhan había aceptado las consecuencias al saber lo que el mundo del entretenimiento conllevaba. Y estaba bien, después de todo mientras las cosas no se salieran de sus manos, se creía capaz de mantener todo bajo control.

El tic del horno y el dulce aroma de galletas recién hechas le indicó que finalmente sus galletas estaban listas para ser consumidas. Lastimosamente no podría compartirlas con la persona que se suponía que estaría ese día con él. Xiao Zhan comprendía que no todo el tiempo estarían juntos, y en cierta parte era sencillo de entender puesto que ambos eran figuras públicas, y más Wang Yibo quien se encontraba recientemente filmando bastantes dramas. Por su parte, Xiao Zhan había decidido tomarse un descanso de las cámaras, de las entrevistas, de anuncios, de cualquier cosa que le provocara estrés.

Estuvo varios días en la casa de sus padres, disfrutando de la tranquilidad, y de, por primera vez en mucho tiempo sentirse libre, sin cámaras, sin gente acosandolo, totalmente en paz. Luego de pasar tres días con sus padres, decidió volver al hogar compartido que tenía Wang Yibo. Porque sí, ambos habían comprado una casa para ellos solos, aunque cabe destacar que esta siempre se mantenía vacía ya que tanto uno como el otro se la mantenían viajando, y a veces pasaban meses deshabilitada.

Ahora Xiao Zhan no podía evitar sentir esa soledad encerrada en las cuatro paredes. ¿Cuándo fue la última vez que pasó una tarde de juegos y películas junto a Wang Yibo en lo que se suponía que era su hogar?

Xiao Zhan sonrió con amargura, llenando su cabeza de recuerdos mientras sacaba cuidadosamente las galletas del horno, procurando no quemarse. Las había hecho especialmente para Wang Yibo, pero todo rastro de esperanza de compartir ese día juntos se vino al suelo al recibir un mensaje suyo, avisándole que no llegaría a tiempo.

—Supongo que... Me tocará comerlas yo solo —sonrió tristemente, mirando detenidamente las galletas, algunas de ellas estaban rellenas de chispas de chocolate mientras las demás tenían caramelo.

Xiao Zhan había pensado en un diseño bonito para decorarlas y de algún modo hacerlo feliz, pero ahora que sabía que Yibo no estaría esa noche, no tenía caso.

—Es mejor dejar todo esto limpio —comentó, mientras se desprendía del delantal y limpiaba el fregadero de las manchas de chocolate y caramelo que había dejado—. Aunque no tiene sentido, ni siquiera vendrá... —murmuró afligido, dejando las galletas sin decorar en un tazón de vidrio.

Xiao Zhan mentiría si dijera que no tenía ilusión de quizá pasar el día de San Valentín chino juntos. Pero con todos los anuncios que Wang Yibo tenía que grabar, le dejaba en claro que su deseo no sería concedido. Lo que más le entristeció era que él se había tomado esos días libres, mientras que Yibo... Bueno, al parecer no pudo cumplir con su promesa.

—Bueno...

Fue sacado de sus pensamientos con el sonido de su teléfono, notificándole un mensaje reciente. — «Te extraño mucho, Zhan-ge. Mándame una selfie» —decía el mensaje.

Wang Yibo siempre tan mimado.

Aún así no lo dudó mucho y se tomó una selfie de improviso, haciendo un puchero y añadiéndole como pie de foto "Lao Wang es tan cruel que me dejó abandonado el día de San Valentín".

—No... No fue su culpa —dijo en voz alta, antes de enviarla. Entonces eliminó el comentario y solo le añadió un "te deseo suerte, también te extraño".

𝑨𝒔 𝒑𝒖𝒓𝒆 𝒂𝒔 𝒘𝒂𝒕𝒆𝒓  ʸⁱᶻʰᵃⁿ⁺¹⁸Donde viven las historias. Descúbrelo ahora