━━ 01. Operación Conquista

171 25 86
                                                  

•✦───────────•✧
CAPÍTULO UNO
OPERACIÓN CONQUISTA
•✦───────────•✧

SAM SUSPIRÓ con un poco de irritación mientras esperaba a que las puertas del club nocturno se abrieran

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.


SAM SUSPIRÓ con un poco de irritación mientras esperaba a que las puertas del club nocturno se abrieran. Sudor frío comenzaba a formarse en sus manos, las cuales abría y cerraba constantemente para evitar que la impaciencia y la ansiedad acabaran con ella.

Un gritito de sorpresa salió de su garganta cuando la puerta del lugar se abrió de golpe, mostrando las luces neón y el hielo seco inundando el ambiente. De allí salió un muchacho en jeans, botas trenzadas y una camisa negra debajo. El rostro del chico era limpio, varonil y tenía un aire enojado y algo arrogante alrededor de él. Su cabello era dorado, brillante y lacio, resaltando en un corte moderno: corto a los lados y largo en la parte de arriba. Todo perfectamente ordenado. No tenía ni un cabello fuera de lugar.

Él es a quién busco.

El rubio avanzó, luego ladeó la cabeza y sonrió.

—¡Pasen! —la voz de chico era un poco más profunda de lo esperado y Sam intentó no sonreír al oírlo —. ¡Es hora de divertirnos!

Toda la gente que estaba alrededor de Sam intentó entrar al club por las pequeñas puertas del establecimiento, como una manada, mientras ella seguía analizando a su objetivo. Normalmente Sam nunca sería vista en un club nocturno, pero los fines justificaban los medios en este caso, es decir, ella necesitaba convencer de alguna forma a ese individuo arrogante, guapo y dominante de protegerla de Tory Nichols.

Después de todo, siempre es mejor elegir el menor de dos males, ¿no?

¿Cómo le haría ella para convencerlo? Bueno, eso era lo complicado.

Samantha LaRusso había estado muy metida en internet los últimos días buscando a alguien apto para la tarea, y se había topado con un espécimen muy interesante: River Lawrence.

En cuanto lo vio, ella lo supo. Tenía que ser él.

Mirando a los lados para no ser aplastada por otra persona, la morocha se adentró al club y comenzó a explorar el lugar, observando con cautela los cócteles de múltiples colores que eran servidos en la barra y la música tecno que salía por los altavoces en el techo. La muchacha salió de su estupefacción cuando escuchó un alboroto repentino en la parte trasera del establecimiento.

Sam echó una mirada curiosa hacia atrás y descubrió que un grupo de personas había jalando una mesa y la habían colocado en una de las esquinas del lugar, con las luces neón iluminando la mayoría de la zona. Y ahora, el joven rubio se sentaba en una silla de plástico junto a otros chicos, mientras le sonreía coqueto a las chicas que se estaban apiñando a su alrededor.

—Disculpe —Sam se acercó a la barra—. ¿Qué está pasando allá atrás?

—Van a jugar póquer, chica —el bartender respondió, colocando varios ingredientes en una coctelera—. Lawrence lo hace siempre que puede, pero casi nadie quiere jugar contra él. Es demasiado bueno.

𝐀𝐂𝐄 𝐎𝐅 𝐇𝐄𝐀𝐑𝐓𝐒 ❚❚ SAM LARUSSO Donde viven las historias. Descúbrelo ahora