Epílogo.

3.4K 116 10

*años después*

–Niños no corran– les grite a mis niños que bajaban de las escaleras de la casa.

Sí, estoy casada y tengo hijos, dos maravillosos mellizos, una hembra y un barón, Lucia y Leonardo, son tan adorables, tienen 3 año. Sin encantadores.

–shi gané yo– Exclamo Leo con voz de bebé al llegar a la planta baja de la casa. Estaba echando carrera con Luci otra vez.

–Sí y te vaz a lavar los dientes señorito y a dormir.– Dije cruzando los brazos y apuntándole con el dedo.

–No, mamá, no quiero dormir– Al intante apareció la pequeña Lucia, venía bajando en brazos de su padre, se veía tan tierna la excena.

–Corres mucho, campeón– Mencionó Luis hablándole al niño –deja ganar a tu hermana alguna vez–

Oh, este es el causante de que mis hijos corran las escaleras con el riesgo de caerse.

–¡De acuerdo! La próxima.vez que quieran echar carreras, vallanse al patio bastante grande és– hablé con autoridad para que escucharan –Si no, todos aquí tendrán un castigo.

–Oh, cariño, no te enfades– Sonríe Luís.

–Que sea la última vez- dije, ahora, a dormir niños, se acabó su día.

Los niños subieron las escaleras y se fueron a dormir, yo me quedé con Luís en la sala, necesitábamos hablar, le tengo una sorpresa y se la diré esta noche.

–Bien...estamos sólos– Se me acercó Luis y me tomo de la cintura.

–Unju– Respondí colgandome de su cuello.

–¿Quieres hacer travesuras?

–Mmm, Prefiero hablar primero.

–Y...¿de qué?– Frunce el seño Luís.

No dije nada y agarré su mano derecha, la coloqué en mi vientre, Luís me miró asombrado.

–¿Estás embarazada?– Su emoción se notaba.

–Sí, Luís, seremos padres otra vez...

Desde el día en que nos casamos, Luis y yo somos las personas mas felices de este mundo. Nos amamos, tenemos 2 hijos y en camino viene otro.

Oh Dios, aun recuerdo los malos momentos que viví en el pasado, pero gracias al cielo, salí adelante.

Por cierto me gradúe, de licenciatura en letras y creé una empresa que está a nombre de mis hijos. Una editorial.

No me queda mas que decir, sola y únicamente que soy la mujer mas feliz de este mundo...

Adiós Virginidad.¡Lee esta historia GRATIS!