*Psst* Notice anything different? 👀 Find out more about Wattpad's new look!

Learn More

Capítulo~22~Te he echado mucho de menos.~

654 47 0

______. 

Dejo mis maletas al lado del grande ventanal por el que se ve como aterrizan los aviones en la pista de aterrizaje y busco el número de mi madre. 

Mientras suenan los insoportables Pip, camino con mis maletas y mi bolso hasta los asientos y resoplo cuando no me contesta la llamada. 

Me siento en un sillón libre de la planta del aeropuerto, solo hay dos personas al fondo de este asi que me siento al lado del hombre que está leyendo el periódico y marco el número de Marc. Con este sucede lo mismo que con el de mi madre asi que decido esperar un par de minutos para llamar a uno de los dos de nuevo, sino me contestan, tendré que pedir un taxi y irme sola a casa.

-Perdona, ¿tienes hora?- pregunta el chico que está a mi lado, sentado en el otro asiento y que al parecer leía el periódico con gafas de sol.

-Las 21: 30.- digo leyendo la hora que aparece en mi móvil. Entonces, recuerdo que tengo mi reloj nuevo en la muñeca. Puede que se me haya pegado esto de Justin: mirar la hora en el móvil cuando llevas reloj en la muñeca.

-Gracias.- el chico sonríe.- ¿Estás esperando a por alguien?

-Si, mis padres al parecer se están retrasando un poco.- digo divertida.

-Vaya.

-¿Y tú? ¿Esperas a alguien?- pregunto mientras reviso si tengo algún mensaje de mi madre o de Marc.

-Si, mi amiga volvía hace cinco minutos de Canadá. Ha pasado dos meses allí con sus tíos y sus padres me han dicho a mi y a mi novía que podíamos ir a recogerla.- dice divertido. El chico retira sus gafas de sol, al igual que la chica que hay a su lado y suelto un gritito.

-Tenía muchas ganas de conocerte, Ashley.- digo antes de abrazar a la chica.

Ashley suelta una carcajada.- Yo también, pensaba que tendría que hablar siempre contigo por Skype o por Whatssapp.- dice con una sonrisa. Ashley me abraza y las dos reímos.

-Existo, ¿lo sabeis?- dice una voz masculina detrás nuestra.

Ashley y yo reímos al escuchar a Ryan y me tiro encima del chico. Ryan me levanta del suelo y rodeo su cintura con mis piernas.

-Te he echado mucho de menos, rubia.- dice Ryan mientras le abrazo.- Bueno, no que ahora eres morena.- dice riendo.

Suelto una carcajada.- Como me digas un comentario más sobre ser morena, no te hablaré hasta el día de nuestra graduación.

Ryan y Ashley ríen.

-¿Nos vamos?- pregunta Ryan en cuanto me baja de nuevo al suelo.

Ashley y yo asentimos y Ryan lleva mis maletas hasta su coche, bueno, el coche de Rachel, su madre.

Durante el trayecto a casa, Ashley y yo hablamos de Ryan, Chris, Chaz, Chloe y Tom, de como les va el instituto pero sin mencionar a Justin. Algo que me dolía y que me procupaba era el echo de que mañana lo tendría que ver y una parte de mi quería esquivarlo, no hablar con él, pero otra parte de mi quería saber por que lo había echo (bueno, o quizás no) y volver a ser su amiga, poder hablar como antes, quedar juntos, hacer idioteces juntos...

Ryan estaciona el coche delante de mi casa y me ayuda a sacar del maletero del coche mis maletas.

-¿Mañana irás sola o como siempre?- pregunta el chico mientras caminamos hacia la entrada.

-Hablaré con Chloe y iré con ella, puedes ir con los chicos y ya sabes, Justin.- esquivo la mirada de Ryan porque no quiero hablar de Justin en este instante y suspiro.

-A Justin cuesta un poco sacarle de casa y Chloe y Ashley están llendo juntas desde que Chloe conoce a Ashley asi que puede pasar a recogerte a ti antes que a Chloe...- dice Ryan.

-Hablaré con Ashley entonces.- digo divertida.- Nos vemos mañana, ¿vale?- deposito un beos en su mejilla y entro en la casa después de que Ryan vuelva a entrar en su coche.

A la mañana siguiente... 

______. 

La alarma de mi iPhone suena a la misma hora que sonaba hace dos meses para obligarme a ir al instituto, de lo contrario me pasaría el día durmiendo como si mi vida dependiese de ello. Me estiro en la cama mientras froto mis ojos y salgo de la cama.

Después de cinco minutos, salgo del baño con una toalla rosa que tapa mi cuerpo y dejo caer por mi espalda mi pelo marrón. 

Del armario de mi habitación, saco mi uniforme, el uniforme que aunque lo odie después de llevarlo puesto durante una semana, lo he echado de menos durante estos dos meses. 

En cuanto termino de vestirme, peino mi pelo ondulado y maquillo mi cara con lo habitual antesd e colocar mis gafas de pasta negra y un gorro negro. Pongo mi chaquetón negro y tras coger mi mochila con los libros que necesito para las asignaturas de hoy, bajo las escaleras hasta la cocina.

-¡Buenos días, cariño!- dice mi madre desde la cocina.- ¿Qué tal has dormido?

-¡Buenos días!- digo mientras dejo la mochila sobre el suelo.- Bien. ¿Te ha dado mucho la lata el bebé?- digo con una sonrisa al ver el bulto que le hace a mi madre la barriga en su vestido azul.

-El que me ha dado mucho la lata, ha sido Marc.- dice divertida al ver que Marc baja las escaleras.- Se mueve demasiado en la cama.

Marc suelta una carcajada.- ¿Ya estás hablando mal de mi?- dice divertido.

Mi madre y yo reímos.

Pocos minutos después, el timbre de la casa suena por todo el piso de abajo, seguramente sea Ashley. Cojo mi mochila y abro la puerta de la casa dejando ver a Ashley. Lleva el mismo uniforme que yo y un gorro rosa sobre su pelo castaño.

-¡Buenos días! ¿Nos vamos? ¡Llegamos tarde!- dice divertida.

-¡Buenos días!- digo divertida.- Claro, no quiero llegar tarde.

-¡Siempre llegas tarde!- dice Marc desde dentro de la casa.

Ashley, mi madre y yo reímos y salgo de la casa después de despedirme de Marc y de mi madre.

Cinco minutos después, llegamos a la casa de Chloe mientras Ashley y yo asumimos que llegaremos tarde al instituto aunque corramos.

Chloe se tira encima mia y las tres reímos.

-Yo también te he echado de menos.- digo divertida.- Ahora no serás la única morena.

-Lo sé, te odio por ello.- dice Chloe riendo.- ¿Nos vamos? ¡Llegamos tarde!

-Lo hemos asumido.- dice Ashley divertida.

Cinco minutos después, llegamos al instituto. En los pasillos no hay nadie y para nuestra suerte, la jefa de estudios no está en la entrada vigilando quien llega tarde.

Soy yo la que peto en la puerta de la primera clase, a la izquierda de la segunda planta del instituto.

-¿Podemos pasar?- digo a la profesora pelirroja.

-¿Qué hago con vosotras? Siempre estais llegando tarde pero esta vez, como es tu primer día, os dejaré pasar. La próxima vez os quedais fuera.- dice la profesora.

-No volverá a pasar.- miente Chloe. Tanto Ashley, como Chloe y como yo, sabemos que llegaremos tarde otra vez.

-Está bien.- dice la profesora.- ______, puedes llevar este papel a la clase de al lado?

-Si.- digo nerviosa. Dejo mi mochila y mi chaquetón sobre la mesa que hay al lado de la te Tom y tras guiñarle un ojo al chico, me giro y voy a por el papel de la profesora.

¿Qué pasa si Justin está en esa clase? Sino ha cambiado su horario, estará en clase de Biología con Ryan y Chaz.

Always? Always¡Lee esta historia GRATIS!