CAPÍTULO 23

20 5 0

Viernes, 10 de abril a las 18:30

Llegamos de comprar el regalo. La habiamos comprado un vestido rosa de manga corta que vio en el corte ingles junto con unos zapatos blancos. Como nos sobraba 5 euros, fuimos a una tienda en liquidacion por cerrar, y le compramos una camisa blanca con un bolsillo estilo tribal. 

Viernes, 10 de abril a las 20:15

- Corre Claudia escondelo para que no lo veo mamá.

- Vale, ¿donde lo escondo?

- Yo que se, debajo de la escalera.

- Vale

Viernes, 10 de abril a las 20:30

- ¡Felicidades mamá! 

Lo dijimos Claudia y yo a la vez. 

- Toma mamá para tí.

- ¡El vestido que queria! Gracias.

- También participó papá

- Jajaj precioso todo, me ha encantado gracias.

Nos sentamos en la mesa. Cenamos y comimos la tarta de chocolate que hizo mi padre.

-¡Te deseamos todos, cumpleaños feliz!

Estaba riquísima. A mi padre le habían cogido el trabajo en el starbucks. Nos alegramos mucho, porque era uno de nuestros sitios favoritos, cuando veniamos a Madrid. Llaman al fijo. Era Jesús que queria felicitar a mi madre. Lo raro fue que no le dimos el número fijo. Al rato mi abuela, también para felicitarla. 

Viernes, 10 de abril a las 21:30

Subí a mi cuarto. Cogí el pijama y me le puse. Abrí la cama y me tumbe con el movil. A los 10 minutos le deje cargando y cogí el libro que estaba leyendo.

Viernes, 10 de abril a las 22:15

Tenía sueño, a si que deje el libro en la mesilla y apagué la luz.

Nunca te olvidare¡Lee esta historia GRATIS!