Capitulo 2

290 1 2

El silencio reina en mi entorno y reparo en el leve latido de mi corazón.
Bum-Bum. Bum-Bum.
Monótono y aburrido, siempre igual.

Recuerdo la Puerta de Agua y verifico mis posibilidades.

La única salida es pasar por ella, a menos que quiera volver a adentrarme en la oscuridad y tratar de encontrar otra manera de salir.

Rápidamente descarto mi segunda posibilidad. En algunas horas comenzaría a tener hambre y me deshidrataría, además de volverme loca en la oscuridad...

Decido correr el riesgo y atravieso la Puerta de Agua sin vacilar.

Por unos minutos parece que estoy flotando en el aire, aún, sumergida en la oscuridad.

De repente siento que me estoy cayendo y trato de agarrarme de algo pero no hay nada, asi que dejo que la oscuridad me arrastre a lo que espero sea un lugar mejor.

Aterrizo firmemente sobre mis pies, pero luego me desmorono en el suelo. Me quedo, así, con los ojos cerrados por un rato.

Tengo miedo de que el lugar en el que estoy sea peor. Aunque, sinceramente, nose que es peor que estar atrapada en un túnel de metal interminable donde está todo, absolutamente todo oscuro.

Me obligo a mi misma a abrir los ojos.

Estoy tan poco adaptada a la luz que apenas los abro, tengo que cerrarlos.

Me levanto lentamente, aun con los ojos cerrados y los abro poco a poco.

Cuando logro adaptar mi vista, no entiendo dónde estoy.

No conozco el lugar, pero es muy extraño.

En las paredes, el piso y hasta en el techo, esta cubierto completamente por un espejo.

El espacio no es muy grande y no hay ni un solo mueble en todo el Cubo.

Tiene aspecto de llamarse el Cubo. Y por lo que parece, le queda bien.

Por primera vez, me puedo ver a mi misma y desde todos los angulos.

Mi pelo es castañi claro hasta la cintura, mis ojos son verdes y tengo algunas pecas en mis mejillas.

Al parecer, tengo al rededor de unos dieciseis años, aunque no estoy segura.

Es totalmente irritante no saber tu edad, ni tu nombre, ni nada acerca de tu vida.

Se supone que de uno mismo es de lo que mas sabe...

De repente, una idea surge fugazmente por mi cabeza.

- ¿Hola? - digo casi en un susurro.

Espero unos minutos y... nada. Ni una respuesta, ni una señal.

-¡Hola!- digo esta vez mas alto - ¿Hay alguien?

Comienzo a mirar en todas las direcciones y recuerdo la Pared de Agua.

Miro hacie el techo y no hay rastro de ella. Como su nunca hubiera existido.

¿Y si eso me paso a mí? ¿Si desaparecí de la faz de la Tierra así como así?

Me tiro al suelo y cierro los ojos tratando de pensar en una familia feliz, con un padre, una madre y hermanos.

Luego de unos segundos el sueño me vence y me quedo tumbada en el piso. Soñando con la mas infinita oscuridad.

Cuando despierto, sigo en el Cubo.

Trato de levantarme pero me doy cuenta de que estoy en una camilla y estoy atada. Trato de levantarme, pero es inutil.

Hay un tubo conectado a mi muñeca derecha que envia una especie de líquido transparente a mis venas.

Reparo en una esquina y hay un hombre de pelo marron y ojos avelmana, vestido con unos jeans azules, una camiseta gris y una bata blanca. Está sosteniendo un bloc y una lapicera.

Me mira fijamente, sin decir una sola palabra.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Hola hola !! Bueno aca les dejo el segundo capitulo. Les queria decir que soy nueva en esto y les agradeceria infinitamente si me dejaran sus comentarios sobre que les parece  la novela y que deberia cambiar.
Xoxo

Darck Blood¡Lee esta historia GRATIS!