Capitulo dieciséis - Debes dejar ir el pasado

41 1 1

Una respiración en mi cuello ayudó a que me despertara, joder, me ponía los pelos de punta que me respiren en el cuello o en la oreja. Me removí incómoda en mi lugar y un quejido brotó de los labios del rubio.

Cogí mi celular que había dejado en el marco de la ventana que se encontraba un poco más arriba de nosotros al costado de la cama de Luke.

Entré a “whatsapp” busqué la conversación con Travis, la abrí y le envíe un mensaje.

Yo a Trav:

Buenos días bastardo, he hablado con Luke, así que nada, eso. Te amo xoxo —Enviado 10:13 a.m.

Me levanté de la cama con el mayor cuidado de no despertar a Luke y me dirigí a una puerta que había en su habitación, supuse que es el baño así que entré y sí.

Lavé mi rostro, busqué en el mueble de abajo un peine, encontré uno que tenía todos los cabellos de Luke, así que bueno, me peiné rápidamente y me até el cabello en un rodete. Tomé agua de la canilla y me enjuagué la boca. Salí del baño y me encontré a un Luke mirando en dirección al baño con una pequeña sonrisa en su rostro, le sonreí y me tiré en la cama.

—Buenos días cariño —deposité un beso en su frente y sonreí.

—Buenos días preciosa —se dio vuelta y me abrazó, depositó su barbilla en mi hombro. —¿Cómo dormiste? —murmuró.

—Bien, ¿tu? —cogí su mano y la entrelacé con la mía.

—Estás de buen humor, se ve, creo que aprovecharé este momento porque esto no sucede todos los días —rió y golpeé su brazo— bajemos a desayunar —asentí, él se levantó de la cama y yo detrás. Había dormido con una remera de Luke que me llegaba hasta las rodillas casi.

Ambos bajamos y seguí a Luke hasta la cocina.

—¿Y tus padres?

—Ohm —rascó su nuca— mi padre está trabajando, y suele venir tarde, y mi madre está de viaje —se encogió de hombros. Asentí.

—¿Dónde ha ido? —pregunté curiosa.

—Australia, allí es donde fue, porque ya sabes, tenemos familia y los fue a visitar.

—Eso está muy bien —le sonreí sentándome en una de las banquetas. Luke asintió dándome la espalda— ¿tu por qué no fuiste?

—Por los exámenes.

—asentí— sabes, por lo menos falta poco para las vacaciones de invierno, ¿no crees?

—se dio vuelta— así es, ¿y qué harás?

—¿Qué haré de qué?

—Ya sabes, navidad y año nuevo.

—Oh, no lo había pensado —reí— supongo que la pasaré con mi familia materna, mamá y Ashton, siempre ha sido así desde q- —me detuve y Luke me miró con su seño fruncido.

—¿Desde? —se sentó frente a mí.

—Bueno, desde que mi papá nos dejo —me encojo de hombros restándole importancia. Pero importaba más de lo que creen. —hace como unos, no sé ¿9 años?

—Lo siento —murmuró sentándose frente a mí— ¿por qué se marchó?

—Está bien —le sonreí— le dijo a Agnese que ya no sentía lo mismo, pero claro, era mentira —un nudo se formó en mi garganta y tragué duro— y bueno, luego descubrimos que tenía otra familia —me encojo de hombros— está bien, supongo.

—¿Y no lo vieron más? —cogió mi mano y acarició el dorso de ésta con su pulgar.

—negué— el otro día, ¿recuerdas cuando te ofreciste a llevarme y me negué? —él asintió— bueno pues, resulta que iba de camino a mi casa y alguien me llamó, luego el hombre que me llamó preguntó por mí, claro que él no sabía que era yo y yo me hice pasar como si no fuera, ¿entiendes? —él asintió— y resulta que bueno, era hermano de mi padre.

A punto de caer¡Lee esta historia GRATIS!