Novena Carta

34 0 0

9 de febrero de 2015

Querido Billie,

Lo que pasó ese día me dejó sin alma.
Tomados de la mano íbamos sin rumbo, decididos hasta el final.
Lo único que pude comprobar, fue el afecto que por ti sentía.

Ahora al recorrer aquel lugar, lágrimas provocadas por tu ausencia es lo único que hay.

Con el alma destrozada, te quiere, Audrey.

Fábula.¡Lee esta historia GRATIS!