Capitulo 60: Santa mierda

Comenzar desde el principio

Solté una carcajada y ella río contra mi pecho.

-estaremos separados ahora, tu iras con tu familia y yo con la mía, no nos veremos por unos días, creo.- le dije y ella levanto su rostro para mirarme con atención.

-¿No quieres separarte de mi definitivamente, no?- me pregunte y yo negué- te estoy dando la opción de que tengas prácticamente unos días de soltero.

-No necesito a otra persona que no fueras tu...pero si tu necesitas tu tiempo, para pensar las cosas o solo para respirar tranquilamente sin tenerme a tu lado, solo puedes decírmelo, yo puedo alejarme...

-No...yo creó que me estoy comportando como una estúpida realmente- dijo separándose de mi y yo negué con la cabeza corriendo el cabello que estaba sobre su rostro.

-tu solo estas pensando en el bien para nosotros, eso no esta mal- respondí y ella negó con la cabeza.

-tal vez si...pero creo que estoy siendo una mal agradecida- aseguro y yo la mire extrañada- ¿has pensado en Louis, Zayn o Liam? Ellos y sus novias no tienen la oportunidad de verse siempre, y yo que te tengo cada día conmigo estoy pidiendo que te alejes de mi- dijo y negó con la cabeza- Lamento hablar estupideces, Harry.

-No son estupideces, es un buen punto... A veces las parejas necesitan su espacio- me encogi de hombros sonriendo y me acerque a ella, cubrí su cintura con mis brazos para sentirla mas cerca.

-Lo sé, ¿pero tienes idea de lo doloroso que sera para nosotros?- me preguntó y asenti besando sus labios, ella me sonrió sobre el beso y sus manos no demoraron en llegar a mi abdomen aún desnudo.

-No nos alejaremos, Nena, así que espero no volver a sentir ese vacío dentro de mi como hace un tiempo...-murmuré sobre sus labios, ella asintió y volvió a besarme. La había extrañado tanto.

Escuche golpes en la puerta y ____ gruño contra mis labios, se levanto de la cama y tomo mi blusa oscura entregándomela, después camino hasta la puerta mientras yo me acomodaba mi ropa.

_____

Habíamos llegado al aeropuerto de UK, los chicos ya se habían ido después de unos largos minuto de abrazos y Harry se había quedado conmigo mientras esperábamos por mis maletas.

Fui por ella cuando habían llegado y camine a la salida del aeropuerto buscando el auto de Harry, el había venido a dejar sus maletas mientas que yo esperaba por las mías.

-¿ya las tienes?- me preguntó apoyado sobre su auto esperándome.

-si...- respondí señalándolas y el me sonrió, me acerque hasta el y bese sus labios.

-¿Brenda vendrá por ti?-me pregunto y paso sus brazos por mi cuerpo, abrazándome. Asentí.

-ella ya llegara supongo- murmure sobre sus labios y volví a besarlo nuevamente.- vendrá con Amy.

-entonces tal vez deberías dejar de hablar y solo besarme-murmuro sobre mis labios- sabes que tu hermana no me soltara...

Asentí riendo y bese sus labios con deseo, yo lo había extrañado mucho esos días que estuvimos un poco lejanos. Pase mi manos por su cuello atrayendo su rostro aun mas cerca de mi, sus brazos sobre mi cintura me abrazaban con fuerza y realmente no me importaba que la gente nos mirara ahora. Separe mis labios de el y continúe besando su mejilla con delicadeza, y luego volví a sus labios.

Una bocina me hizo saltar entre sus brazos y separe nuestro labios cuando vi el auto de mamá estacionado tras el de Harry. Con mi padre junto a ella.

-Dime por favor que tu padre no me vio besarte de esa forma...-Harry rogó y yo asentí riendo.
Harry sabia que a mi papá no le agradaba tanto y encontraba muy lindo que el se preocupara fe este pequeño detalle, que no es la gran cosa, pero que puede hacer que Sean se moleste.

La sexta integrante |h.s| (editando)¡Lee esta historia GRATIS!