29| Pasos de baile.

9.3K 1K 555
                                              


Cap. 29| Pasos de baile.

Maratón 1/3

POV: Alma.

Me encuentro viendo concentrada la televisión.

Mi tía Jannet y yo estamos viendo una novela turca con una trama muy atrapante.

—¡Pero ya besense!—exclama mi tía a la televisión—Estamos por el jodido capítulo cuarenta y ni un piquito se han dado estos dos, joder.

Las novelas y series turcas son sanas.¡Pero por el amor de Dios! Tan siquiera un piquito pueden darse, no se va a traumar nadie por eso.

—Que no se hayan besado me desespera—digo.

—Estas personas no se andan dando besos con lengua en las novelas, porque entiendo que es su política. ¡Pero por los clavos de Cristo! ¿Acaso piensan que es un canal infantil o qué?

Sonrío.

—Esta serie turca es familiar—digo.

—Y un carajo—dice—Al terminar esta, nos veremos una mexicana. Esas si tienen chispa, volcán, candela y fuego—se abanica dramáticamente con una mano.

Río negando con la cabeza.

Terminamos de ver el capítulo y mi tía se marcha a descansar, ya que por lo que me contó hoy fue un día de arduo trabajo en el restaurante.

También me recuerda que debo ir mañana a comprar un vestido para la gala que se estará efectuado pasado mañana en el restaurante.

Ha invitado a los Moore, quienes dijeron que estarán allí sin falta.

La gala será en celebración a que Daniel Echeverry se acaba de asociar con K&M.

Sí, las cosas entre ellos van muy en serio. Eso me encanta, mi tía está más radiante que nunca.

Dice que verá si puede acompañarme, pero que estará muy ocupada chequeando que todo esté en orden y de acuerdo a lo que tiene pensado.

—De acuerdo, descansa tía—digo.

Ella bosteza.

—Tú también descansa, Almita—dice.

Está a punto de salir pero el timbre de casa suena.

Ella suspira.

—Ve a descansar, iré a abrir yo—digo.

Ella asiente y se dirije hacia su habitación.

Abro la puerta y me encuentro con Abraham.

Frunzo el ceño.

—Abraham, ¿qué...?

—Florecita, he recordado a Fyll—dice con voz rota.

«Oh, mierda»

Lo hago entrar a mi casa, cierro la puerta y subimos hacia mi habitación.

De su psicólogo a su novio © [#2] Donde viven las historias. Descúbrelo ahora