Niña - Cap 4

10.3K 1K 395
                                    

-"Sé una buena chica y llámame pronto"- dijo Gojo en cuanto bajé del auto. Ya habíamos llegado a mi casa.
-"Por qué lo haría? Ya exorcizaste eso en mis hombros, no? Ya estoy bien"- respondí levantando una ceja. Sinceramente me moría por llamarlo, me intrigaba demasiado el tipo de persona que era, quería saber más de su vida.

Escuché un suspiro de Nanami a lo lejos.

-"Gojo, deja de molestar a la niña, ya te lo dije"- dijo este otro. Gojo sonrió.
-"Mire, señor"- dije inclinándome sobre la ventana del copiloto.-"por última vez, no soy una niña, no es mi culpa que usted se vea 10 años más viejo de lo que es"- concluí sonriendo de manera ganadora.

Nanami río amargamente y se desajustó la corbata con esas grandes manos. Me miró y sentí como mis piernas estaban inmóviles.

-"Te hace falta aprender modales, niña"- dijo enfatizando la última palabra y dando una rápida mirada a mi escote, puesto que al yo estar agachada tenía buena vista de este mismo. Me percaté de inmediato de su acción.
-"Que pena que no quiero"- dije de manera retadora y cruzando mis brazos abajo de mi pecho para hacer énfasis en este.

Nanami intentó no mirar aunque lo hizo brevemente.

-"Tch"- fue lo último que dijo antes de voltearse.
Gojo río. Por un momento había olvidado que estaba él.
-"Vaya vaya, y/n"- dijo mirando el escote y luego a mí con una sonrisa.

Mi cara ardió de inmediato en cuanto me di cuenta de lo que había hecho. En el momento me había sentido toda una domadora pero, ahora me sentía tremendamente pequeña.
-"Gracias por traerme, espero devolverles el favor pronto"- balbuceé rápidamente para calmar mis nervios.

-"Claro que lo harás"- dijo Gojo.-"gracias a ti, y/n".
-"Adiós"- respondí volteándome y caminando hacia la puerta de mi casa. Sentía la clara mirada de ambos sobre mí y cuando entré finalmente escuché el motor del auto arrancar. "Qué mierda fue eso" me pregunté. Suspiré.

-"y/n, por qué no me llamaste? Estaba preocupado por ti"- dijo mi padre en cuanto me vio.

Mierda al haber estado con dos hombres tan hermosos y mayores había olvidado por completo llamar a mi padre para avisarle que estaba bien.

-"Disculpa, me quedé sin batería"- dije, evidentemente mintiendo -"pero hola, yo también te extrañé".

Nos abrazamos y fuimos a nuestros cuartos respectivos. Mi madre ya debía estar dormida.
Decidí tomar una ducha para relajarme y así lo hice.
Al salir de la ducha vi mi celular en mi cama y la tarjeta que Gojo me había dado. Pensé seriamente en llamarlo y decidí que lo haría mañana, no tenía nada que perder.
Me cambié y sequé mi cabello. Ya en mi cama no podía dejar de pensar en ambos, y sin poder evitarlo varios pensamientos lascivos aparecieron en mi cabeza.
Pensaba en sus grandes manos y en lo que podían hacer con ellas. "Probablemente una sola mano de Gojo o Nanami me cubriría todo el cuello" pensé. Ya había tenido mi primera vez con un antiguo novio, quien tenía más experiencia que yo por eso pude disfrutarlo más, pero me di cuenta de que me aburría de las personas de mi edad. Eran algo infantiles y no es que yo fuera la persona más madura del mundo, simplemente no disfrutaba estar con ellos. Me preguntaba cómo me trataría Gojo o Nanami, ambos mayores y maduros. Recordaba la miraba penetrante de Nanami y la lasciva mirada de Gojo. Sin hacer mucho ruido puesto que logre perfeccionar callar mis gemidos me empecé a tocar pensando en ambos.
Al terminar me limpié y me fui a dormir, había sido un día intenso.

Extra Hours | Gojo S. & Kento N. (Nsfw)Donde viven las historias. Descúbrelo ahora