Hechiceros - Cap 3

10.7K 1K 1K
                                    

-"Tía, quiénes eran?"- pregunté curiosa.
-"El señor Kento es uno de mis clientes más recientes aunque realmente nunca viene, usualmente pide para llevar, me pregunto por qué vino hoy"- respondió con su mano en su mentón.-"en fin, gracias por ayudarme hoy, y/n, puedes irte, cuídate mucho y un beso a tus padres".
-"Igualmente, tía, buenas noches"- respondí saliendo de la panadería.

No quería caminar así que llamé a papá para ver si me podía recoger.
-"Hola pá, puedes pasar por mi? Estoy en la panadería"- le dije ni bien respondió el teléfono.
-"Se me complica un poco hija, por qué no tomas el tren?"- preguntó.
-"Me da flojera caminar hasta la estación"- respondí algo avergonzada apoyándome en una columna bajo un tejado, empezaba a llover.
-"No seas floja, y/n, ten cuidado por favor, llámame cuando hayas tomado el tren"- dijo.
Suspiré -"Está bien, te quiero, adiós"
-"Adiós, hija, yo más"- respondió y colgué.

"¿Por qué justo ahora tiene que llover? Mierda y ni traje paraguas" pensé.
Me llegó un mensaje de mi tía.

"Y/n, empezó a llover, ya llegaste a la estación?"
No quería preocuparla así que mentí.
"Sí, tía, gracias todo bien"

Suspiré.
A lo lejos vi un auto que venía con la música bastante alta, no presté mucha atención.
Empecé a caminar con mi dolor de hombros aún ahí mientras sentía como mi ropa y cabello se mojaba.

"Señorita Miya"- dijo.

Volteé mi cabeza a ver quién me llamaba y tenía al auto con música en un volumen bastante alto al lado mío. Era Gojo.

-"Seño- Hola"- corregí inmediatamente después de recordar lo de la panadería.
-"No vives ahí"- preguntó divertido.
-"Que observador"- dije con sarcasmo.

Gojo iba en el asiento del copiloto mientras pude divisar las grandes manos de Nanami en el volante.

-"Vives lejos?"- preguntó este luego de reír.
-"Por qué debería responder a eso?"- pregunté pensando en que podría ser un violador en potencia.
-"Buena chica"- dijo sonriendo.-"Podemos llevarte, no Nanami?- continuó.
-"No tengo problema"- dijo este otro sin mucho interés aunque tampoco veía bien su cara puesto que no me iba a agachar.
-"Cómo sé que no me harán algo?"- pregunté.
-"Cualquier cosa que te haría la disfrutarías"-dijo con una sonrisa.

"Pero qué mierda?" Pensé

-"No estoy bromeando"- dije seria.
-"Yo tampoco"- respondió.
-"Deja de molestarla, es sólo una niña"- dijo Nanami.
-"En primer lugar no lo soy"- dije agachándome a verlos a ambos con el ceño fruncido.-"Segundo"-
-"Vas a seguir ahí mojándote?"- preguntó Nanami viéndome fijamente.
-"Sube atrás, te llevaremos a tu casa y estarás bien" dijo Gojo quien estaba más cerca de mi.

Me puse nerviosa como la mierda pero supuse que mi tía les tendría un mínimo de confianza para hablarles tan alegremente en la panadería. Dude un poco y finalmente subí a la parte trasera del auto. Me inundó el olor a perfume de hombre con algo de cigarro.

-"Bien, y/n, dónde vives?"- preguntó Gojo mirando hacia dónde estaba sentada.

Dude otra vez pero terminé dandole mi dirección.

-"Vives algo lejos y pensabas irte sola?"- dijo Nanami mirándome por el espejo retrovisor.- "Que niña tan atrevida".
-"No soy una niña"- repetí.
-"Claro que no lo eres"- dijo Gojo separando la mirada de Nanami de mi.- "Bien, aquí está, arranca"- dijo poniendo la aplicación de mapas a la vista del otro.

Había un silencio algo incómodo.
Para romperlo hablé.

-"Trabajan juntos, no? Qué hacen?"- tenía una curiosidad inmensa desde que los vi a ambos y este auto no parecía precisamente barato.
-"Que pequeña tan curiosa"- dijo Gojo.-"Quieres que te muestre?"- preguntó con una sonrisa.
-"adelante"- dije.

Gojo pasó al asiento de atrás con bastante agilidad.

-"Eres bastante infantil para ser mayor que yo"- dijo Nanami mirando a Gojo nuevamente por el retrovisor.
-"Mayor que tú?"- pregunté.
-"Sólo por un año"- dijo Gojo quien estaba bastante cerca a mi, al darme cuenta me alejé.
-"Bien, y/n, cierra los ojos"- dijo este mismo.

Dudosa cerré mis ojos pensando algún tipo de beso ya que imaginaba algún tipo de trabajo sexual, no me molestaría que me mostrara en tal caso, a este punto mi imaginación volaba.

Después de unos segundos no pasó nada, solo sentía mis hombros mucho más ligeros y ya no tenía ese molesto dolor.

-"sigo esperando"- dije.
-"ya puedes abrir los ojos"- respondió Gojo.

Abrí los ojos y todo estaba igual, no me mostraba nada solo me miraba divertido.

-"y bien?"- pregunté.
-"el dolor de tus hombros desapareció, verdad?"- respondió.
-"eres masajista sin ningún tipo de contacto físico?"- dije confundida.
-"No lo soy pero si quieres contacto físico sólo tienes que pedirlo- dijo acercándose peligrosamente a mi poniendo un brazo en la puerta que estaba contra mi espalda y con la otra volviendo a tomar mi mentón.
-"Idiota, en mi auto no"- dijo Nanami sacándonos a ambos del trance.
-"Oh puedes ver si quieres"- dijo Gojo mirándome divertido.

Sentía mi cara arder y toda la sangre en mi quemaba, mi cabello no era lo único que estaba mojado.

-"No me meto con niñas"- dijo este.
-"No soy una niña"- dije yo.

Gojo se separó y procedió a explicarme su trabajo.

-"Hechiceros?"- dije totalmente confundida.-"y eso que tenía en los hombros era una maldición?".
-"Que rápido entiendes, bonita"- dijo Gojo ya en el asiento de copiloto.- Por favor guarda el secreto, te lo dije porque hay algo en ti que me gusta.- dijo mirándome y sonriendo.

Mi cara ardía de nuevo.

-"Sí"- alcancé a decir.

Extra Hours | Gojo S. & Kento N. (Nsfw)Donde viven las historias. Descúbrelo ahora