-Ve y pateales el trasero a esas idiotas, ____.-

1.2K 100 18

Capítulo 26

Hola. Ya llevo tres meses aquí y tengo casi un mes sin cortarme. Mis muñecas están limpias de cortes aunque con unas cuantas cicatrices que espero pronto desaparezcan. Por más que digan que son mis marcas de guerra yo quiero que desaparezcan, mi guerra esta terminando lentamente y quiero olvidar y dejar en el pasado todo lo que, de cierta forma, me hizo mal. Estoy feliz de poder dejarme de cortar y de que mis muñecas y piernas estén sólo con los recuerdos de unas cicatrices. Bien, creo que mejor ya me voy. Nos vemos.

(...)

Si bien en estos tres meses las cosas han mejorado creo que ahora no podría sentirme mejor. También me siento insegura y no quiero dejar este lugar. Dicen que ya estoy recuperada, que me estarán controlando pero estoy muy nerviosa. ¿Y que si pierdo todo el peso que gane? ¿Qué pasa si vuelvo a caer en las garras de pa bulimia y anorexia?

-Flash back-

-Es impresionante cuanto has mejorado, ____-Mi psicóloga me felicito y sonreí ampliamente.

-Lo se, aún no puedo creerlo.-Murmuré.-Estoy...estoy tan contenta, tan orgullosa de lo que logre.-Ella sonrió con entusiasmo al escucharme decir aquello.

-Los doctores me dijeron que te dan el alta mañana.-Mis ojos se abrieron con sorpresa y ella sonrió mientras asentía.-Te irás de aquí, podrás volver a ver a tus amigos y familiares.-Comentó y sentí mis ojos aguares. Hacia dos meses que había dejado de verlos, pensé que sería lo mejor para poder recuperarme. Nada ganaba con sus visitas, sólo enloquecer y ponerme mal.

-Estoy realmente sorprendida.-Murmuré y ella me sonrió.-No creo poder seguir sola allí afuera, los insultos y...-Ella me interrumpió.

-Olvídate de los insultos, estás en tu peso ideal.-Comentó.-Eres hermosa, tienes que ser positiva y confiar en ti.-Siguió, suspire mientras despeinaba un poco mi cabello.-¿No estas contena de que te podrás ir de aqui?.-Cerré mis ojos unos momentos, recordando por todo lo que tuve que pasar para poder estar allí.

A punto de irme, un pie dentro y otro fuera.Tantas comidas que me salté, tantos insutlos hacia mis enfermeras que solo querían ayudarme, vomitar mi almuerzo o cena, cortarme, tener ataques de pánico. ¿Por qué no estaría contenta? Estaba realmente orgullosa de lo que había logrado. Sabía que no había ganado la batalla por completo, solo una parte pero estaba orgullosa de ello. La Anorexia y Bulimia pueden llegar a consumirte, te consumen tan lentamente que no llegas a darte cuenta hasta que alguien te lo hace entender o hasta que mueres. No son tus amigas, son tus enemigas, intentas escapar de tus "enemigos" en la vida real pero lo único que haces es uhundirte en las garras de tus "amigas" ANA y MIA. No es una salida fácil, algunos dicen que solo los valientes toman este camino, ¿Eso es realmente cierto? En este momento, luego de meses dentro de este lugar, a prendí que los únicos y realmente valientes son los que salen de estos problemas, ya sean alimenticios o alcoholicos o lo que sea, ellos son los únicos valientes.Nadie puede decirnos quien es perfecto y quien no, nadie puede llamarte gorda o delgada, fea o hermosa, alta o baja, todos somos seres únicos y perfectos a nuestra manera. ¿Realmente es necesario llegar a estar en los huesos para ser perfecta? ¿Por qué no mostrar un cuerpo sano, con curvas? ¿Cuál es la necesidad de las personas de hundirnos? ¿Acaso es tan gracioso? ¿Realmente disfrutan de romper por dentro a una persona, hasta tal punto de no quererse mirar al espejo por ser "fea" o "gorda"? Tal vez no estaba en un punto seguro, sabía que podía recaer en cualquier momento, pero estaba lista para levantarme y limpiar nuevamente mis heridas, seguir adelante con mi vida y disfrutar cada día. Estaba cansada de que las personas me pasaran por encima, de que se burlaran de mi por ser la idiota o buenita, la callatida, ¿Por qué no podía ser, al menos por una vez, la chica linda?

El diario de ___ Thompson (Harry y tu)¡Lee esta historia GRATIS!