Noche de Película.

Comenzar desde el principio

-Nena, mira a Phoebe que me voy a llevar a Teddy a su cuarto.- le digo susurrándole.

Ella solamente asintió con la cabeza.

Fui donde está echado Teddy y veo que se quedo dormido también, pongo los ojos en blanco tanto que quería ver está película, lo alzo y recuesto su cabeza en mi pecho, mientras él pasa sus manos por mi cuello, está sudando.

Entro a su cuarto y voy directo a su cama lo hecho despacio, lo arropo, cierro las cortinas para que cuando salga el sol no le dé directo a su cara, le prendo su lámpara, apago las luces y luego voy a darle un beso en la frente.

-Buenas noches, campeón .- le digo mientras voy dándome la vuelta para ir a acostar  ahora a mi princesa.

-Te quiero papi.- me dice en un susurro Teddy.

-Yo también.- le digo con una estúpida sonrisa en la cara y cierro la puerta.

Entro al cuarto y veo a Ana con su pijama que es color gris que me encanta que consiste simplemente en un vestido de seda que le llega hasta por debajo del culo, ay me vuelve loco mi mujer, está con Phoebe en sus brazos al verme me dedica su hermosa sonrisa, me acerco despacio hasta donde están mis mujeres.

-Dámela para ponerla en la cuna.- le digo mientras extiendo mis manos, Ana duda un momento luego le da un beso en la frente y me la entrega.

La llevo hasta su cuna a mi princesa, es tan cálida mi princesa, la acuesto suavemente, luego la arropo y le doy un beso en la frente.

-Buenas noches, princesa.- le digo, y al escuchar mi voz agarra fuerte su mantita, otra vez se me dibuja una sonrisa estúpida en la cara. Como amo a mis hijos.

Voy al armario, saco mi pantalón gris de pijama, me quito la camisa, el pantalón los zapatos, y siento como Ana me mira fijamente, me pongo el pantalón de pijama y me doy la vuelta mientras Ana me sigue mirando.

-Admirando la vista señora Grey.-

-Siempre señor Grey.- me dice con una sonrisa.

Me acuesto a su lado y con mis brazos la atraigo a mi pecho .- Ya que no podemos hacer nada al frente de Phoebe, duerme que yo necesito avanzar un trabajo.-

Me rodea con su mano la cintura .- Yo también tengo que avanzar una notas de unos libros señor Grey .- me dice dándome un beso en los labios, y parándose para coger su laptop, se vuelve a acostar con su laptop y comienza a escribir.

-Nena, sabes que si quisieras puedes dejar tu trabajo, no hace falta que trabajes, para eso estoy yo.- le digo mientras le doy un beso en la frente.

-Y tu sabes Christian que me gusta este trabajo, no es tan malo dirigir una empresa.- dice con una sonrisa .- además mi jefe el dueño de la empresa le encanta lo que hago.-

-No lo dudes.- le digo mientras agarró yo mi laptop.

Empiezo a revisar el contrato que me mando Andrea, y ahora que estoy más relajado pues estoy con mi familia cerca y sé que están bien ya puedo analizarlo mejor, creo que siempre que tenga que firmar algún contrato lo traeré a mi casa.

Me conviene este contrato si todo sale bien y se que todo va salir bien, tendré unos ingresos de 4 millones de dólares incluido los impuestos mensual por 2 años. De hecho tengo que firmar este contrato.  Estoy revisando las últimas cláusulas del contrato aunque ya prácticamente he decidido, cuando suena mi blackberry.

-Andrea, buenas noches.-

-Señor Grey, buenas noches.-

-Sí, está llamando para..-

Siluetas de Cincuenta Sombras - A. Grey.-¡Lee esta historia GRATIS!