"Querias flores y corazones... Tu ya tienes mi corazon y aqui estan las flores..."

POV. Chritian.

- -- - -- - - -- - -- - - -- - -- - - - - - - - -- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Teddy no se que película es la que eligió pero es su decisión yo no pienso meterme solamente yo vine de mi trabajo para complacerle como él quería que este acá, pues no se lo puedo negar que quiera pasar más tiempo con su papi.

 Teddy está a los pies de la cama del cuarto de Ana y mío mirando directamente a la televisión, mi princesa Phoebe está sentadita  entre Ana y mí abrazando a su nuevo peluche se ve tan linda ojala nunca crezca y sea monja porque si me trae un novio se los voy a espantar a todos bueno de eso no me tengo que preocupar por unos año. Ana mi nena, mi esposa, mi mujer, mi amada bueno ella siempre para preciosa ahora que no sale mucho de casa estoy un poco más tranquilo pues ya no tengo que soportar que los hombres se le queden viendo, está recostando su cabeza  en mi hombre mientras con la mano juega con el cabello rubio de Phoebe. Y yo estoy con una mano por la cintura de Ana y la otra en los pies de Phoebe jugando con sus deditos...

-¿En qué piensas nena?.- le preguntó susurrándole al oído.

- En lo feliz que nos haces.- me responde  y me da un beso en el hombro.

-Ustedes son los que me hacen feliz a mí, sin ustedes yo no soy nada.-

-Siempre vamos estar nosotros para ti.-

-Y yo para ustedes.- le digo acercándole más a mi cuerpo.                     

Luego me doy cuenta que la película que está viendo Teddy son unos dibujos Peppa pig o algo así de una chanchita, que su voz me da un dolor de cabeza y es más irreal, no la soporto pero si a Teddy le gusta tendré que soportarlo..

-No sé cómo puede gustarle eso.- le susurro al oído.

-Ni yo.- me dice poniendo los ojos en blanco .- Pero todavía es un bebe .-

-Niño Ana, no lo malcríes.- digo sonriéndole.

-Mira quien lo dice, Teddy o Phoebe quieren algo y haces que se lo consigan, tu eres los que lo malcrías.-

-Me gusta darles lo que quieren, quiero ser un buen padre.-

-Y ya lo eres los acuestas para que duerman, apenas lloran vas corriendo a verlos, ¿Por qué lo haces?.-

-Porque puedo Señora Grey, porque puedo.- le digo besándole el cabello, y mi mano que esta es su cintura la voy bajando de pronto siento que alguien me pellizca la mano.

-Acá no.- me dice Ana entre dientes .- delante de los niños no! .-

-Señora Grey me descontrola.-

-Me dijiste el fin de semana, a esperar señor Grey.-

-No creo que aguanta hasta el fin de semana señora Grey.-

-Paciencia señor Grey, paciencia, y controle su mano larga.-

-Ay señora Grey ¿Que hare con usted?.-

-Amarme.- me dice con su sonrisa que me encanta.

-Siempre.-

Luego ya no escucho esa voz tan desesperante de ese dibujo y es porque ya termino, me doy cuenta de que mi princesa se quedo dormida apoyada en mi cintura, me salgo poco a poco de la cama para no despertarla.

Siluetas de Cincuenta Sombras - A. Grey.-¡Lee esta historia GRATIS!