Cap 1- Bienvenidos a la resistencia

104 6 0

Abrí los ojos. Miré de lado a lado , el dolor que noté desapareció. Me encontraba en un territorio desierto, una voz poderosa resonaba . Miré en la dirección de la que la voz provenía...

?- Somos gente que lo hemos perdido todo, tenemos la espalda contra la pared, ¿quien nos salvará ahora? Nadie. - Dijo aquel hombre con tono de autoridad

- ¿Y yo que tengo que ver?

- ¿Y eso qué me incumbe a mi?

Varias voces confusas preguntaban con esperanza de encontrar una respuesta que les convenciese

?- Vosotros formareis parte de este ejército de rebeldes que lucha contra la soberanía. Nosotros mismos nos salvaremos

Aquel hombre alto intimidaba , su forma de vestir, su voz e incluso su mirada causaba respeto.

Yo junto a otras pocas personas asustadas le mirábamos a él y a un gigantesco grupo vestido de manera similar a él. Todos tenían una mirada fría, Aquel hombre que hablaba para todo el colectivo parecía ser el jefe de este sitio...

- Hey, tú, ¡chica! - me susurró un chico de más o menos mi edad. A decir verdad no estoy muy acostumbrada a que me hablen -¿ Alguna idea de qué hacemos aquí?

- No... - Dije agachando la mirada

El grupo que había escuchando a ese hombre se dispersó

- ¡Señor! - Gritó una de las chicas de mi grupo a un chico alto

Él se volvió hacia nosotros.

Eramos unas 13 personas

-¿ Por qué estamos aquí?- Preguntó otro chico joven

- Sois nuevos miembros de esta resistencia

-¿ Por qué estamos aquí?

- Tenéis el carácter para esto. El porcentaje de gente con vuestro nivel de rebeldía y autoridad es poco.

- ¿ Cómo hemos llegado aquí?

-Sois lo que llamamos un ángel caído,

- ¡¿Estamos muertos?! - Preguntó alarmada una rubia despeinada al igual que todos nosotros

- mmm algo así - Dijo caminando tranquilamente

El caos cundió entre nosotros

-¿¡Por qué?!

- ¿¡y mi familia!?

- ¡¿Qué hay de mi hermano y de mi novia!?

Los 13 estábamos desorientados y asustados,

Entre nosotros había un niño pequeño de unos 8 años con tez blanca pero pelo negro.

Aquel niño lloraba ,

Si había algo que me enternecía en este cruel mundo era un niño indefenso asustado, era antisocial pero no un monstruo

Me agaché de cuclillas

- ¿ Estás bien pequeño?

- Mi hermano...- Dijo entre sollozos

Una mujer rubia vestida de la misma manera que el hombre y el chico de antes con rostro amenazante se presentó ante nosotros

- Se que ahora estáis confundidos, se que no sabéis que ha pasado ni por qué habéis venido en cuerpo y alma hasta aquí. Sois los que la sociedad no quería, a los que desplazaban por seguir vuestras metas en solitario ,de manera diferente a los demás.

Lo único que os digo es que os vais a ganar el respeto de todos los que no os lo han dado...

Black Legion Army¡Lee esta historia GRATIS!