Capítulo 31.

228 26 4

Miré a Hayes sonriendo y el me miró igual. Silvia contaba la historia y todos los demás estaban atentos. Así que, pudimos irnos si que se dieran cuenta.
NARRA LAURA:

-La niña corrió para atravesar el túnel, pero era tanta la niebla que había ahí, que se tropezó con una piedra. Vio a su padre salir de la casa en llamas, donde se escuchaban los gritos de su madre. Su padre se acercó a ella y le tiró toda una jarra llena de gasolina encima. Y un ruido más se escuchó en aquel túnel. El de una cerilla. El padre de la niña le tiró la cerilla encima mientras ella se dejaba la garganta gritando. Desde entonces, nadie es capaz de pasar ese túnel, todos los que lo han intentado, dicen que siente como son vigilados.-Terminó Silvia y ahora me di cuenta que estaba acurrucada en Nash.

-Wow...-Soltó Anymma.

-Aquí falta alguien.-Dijo Shawn.

Miramos y faltaban Carmen y Hayes.

-Vamos a buscarlos...-Dije yo.

Nos levantamos y fuimos dentro de la casa.

-Chi... Chicos...-Dijo Johnson.

Todos le miramos. Él señaló a las escaleras. Miramos y había una muñeca sentada.

-¿Quién se acerca a ella?-preguntó Aaron.

-Agh, maricas...-Dijo Mahogany. Tiró de la cuerdecita y esta dijo: ¿quién será el siguiente?

Todos nos miramos.

-¿Y los otros dos?-pregunté con mi corazón acelerado.
AAAAAAAAAHHHHHH!-se escuchó a Carmen en el jardín.

Salimos y empezamos a buscarla, pero no se veía una mierda.

-Chicos, al lado de ese árbol se ve algo.-Dijo Cameron.

Pusimos las linternas de nuestros móviles y enfocamos al árbol. Apareció Carmen con una cicatriz por todo el cuello y abrazando a la misma muñeca de antes.

-Maho, ¿tú no tenías a la muñeca?-pregunté llorando.

-La solté en el sillón.

-¡AAAAAAAAAAAAHHHHHHH!-se escuchó ahora a Hayes arriba.

-Mierda.-Dijo Nash y empezó a correr.

***

-¿Hayes?-gritamos buscándolo por arriba.

Todo por un vídeo.¡Lee esta historia GRATIS!