For every story tagged #WattPride this month, Wattpad will donate $1 to the ILGA
Pen Your Pride

Estoy en en el centro comercial esperando que lleguen mis amigas para una tarde de compras, pero es extraño, ellas nunca llegan tarde... Supongo que es un pequeño retraso.

Me tiento al ver un pequeño envase de nutella en la vidriera, no me puedo resistir, lo compro y lo guardo en mi bolso para comerlo más tarde.

Mis pensamientos divagan hasta Will. ¿Qué estará haciendo en este preciso momento? ¿Estará bien? ¿Pensará en mi tanto como yo pienso en él? Recuerdo las mariposas en el estómago que sentí cuando me abrazó, y me estremezco.

Justo en ese preciso momento llegan las chicas, cortando el hilo de mis pensamientos.

–Hola, querida – me saluda Mackenzie. Viene caminando hacia mi, junto con Lily.

–Hola, chicas. Al fin llegan. ¿Por qué tardaron tanto?

–Mi hermano discutió conmigo y no quería traerme, pero al final nos trajo, luego de cobrarnos 50 dólares a cada una.

–Ah. Pensé que ya se habían olvidado de mí – digo, un poco en broma.

–Yo pensé que había sido al revés. No nos llamas para ir de compras desde que conociste a ese Will – me respondió Lily.

–Sólo era por ese trabajo de lengua.

–¿Trabajo de lengua? Creí que Will no quería eso – dijo Mackenzie.

–Y todavía no lo quiere. Sólo es mi amigo. ¿Que no puedo tener amigos ahora?

–Eres popular, Rach. No puedes andar por ahí con chicos como él. No me importa que esté bueno, arruina tu reputación. Y con ella la nuestra.

–Prefiero a amigos como Will, antes que ustedes, que sólo les importa ser popular. La vida es mucho más que eso, ¿saben?

–Primero Brook, luego Mel. ¿Ahora tú? – agregó Lily.

–¡NO ESTOY ENAMORADA DE WILL! – grito, lo que llama la atención de todos. – Si me van a juzgar por cada simple decisión que tomo en mi vida, no son mis amigas.

Dicho esto, les doy la espalda, enojada.

–Pensé que eras mejor que eso – terminó Mackenzie, y se fueron.

Así que, al final, tengo que hacer las compras sola.

La pelea con las chicas me  puso mal, y la mejor forma de sentirme bien era tomar un café en Starbucks, y allí me dirijo.

Apenas entro, lo veo ahí, saludándome con la mano.

Will.

Nuevamente, esas mariposas molestas se mueven en mi estómago. De todas formas, verlo me hace sentir bien, así que me acerco.

Tomamos un café y Will se ofrece a hacer las compras conmigo. Allá vamos.

–––––

Lunes otra vez. Ya casi es la clase de gimnasia y las pruebas para el equipo de fútbol, pero hasta ahora nadie me dirige la mirada, como si fuera invisible. Todavía tampoco vi a Will. ¿Qué habrán dicho las chicas de mí, después de que se fueron? ¿Los rumores de que ando con Will ya corrieron? ¿Por eso todos me ignoran? Mas que nunca, extraño a Chris. Él no me ignoraría.

Suena el timbre. Hora de gimnasia. Dejo mis cuadernos de biología, cierro el casillero y camino hacia la cancha. Los chicos están recién empezando las pruebas, y veo a Will en la fila. Le deseo suerte mentalmente y me siento en las gradas. No soy la única que está ahí. Veo a muchas otras personas, entre ellas Mackenzie y Lily. Me dirigen una mirada furiosa y apartan la mirada, así que me siento sola.

Continúan las pruebas, y llega el turno de Will. Antes de la práctica, mira hacia las gradas, me ve y sonríe. Le devuelvo la sonrisa, dandole ánimos y deseandole suerte.

Will realmente es bueno. Casi sin dudar, el subcapitán del equipo lo acepta.

Apenas lo dejan libre, viene corriendo a abrazarme. Lo abrazo muy fuerte, felicitándolo, y mi estómago se revuelve. Fuimos a comer a Domino Pizza, mi pizzería favorita, para celebrarlo. Cuando paso el tiempo con él, me olvido de mis problemas con las chicas y del resto del mundo.

Una vez en casa, me doyuna ducha rápida, me acuesto y tomo mi móvil. Lo primero que veo es una etiqueta en Instagram, y varios Whatsapp. Decido abrir Instagram primero.

Me quedo helada al ver una foto que subió Lily. Somos Will y yo, abrazados.

La  etiqueta dice: #RebajarseNivelRachel.

Las Cosas Pueden Cambiar - PAUSADA¡Lee esta historia GRATIS!