CAPÍTULO 2: SOLO ES UN JUEGO...

106 11 5

Habíamos quedado para dormir en su casa para pasar el mayor tiempo posible con ella, ya que por la mañana ella se iría de el país, llevábamos toda la noche despiertas no queríamos dormir, casi eran las tres de la madrugada y se me ocurrió buscar un juego para hacer en Internet, encontramos muchos juegos macabros, pero ella no quería jugar, le dije que no pasaría nada “solo es un juego” le dije, le deje escoger uno, abrimos la página y había unas instrucciones, solo era necesario que fuesen las tres de la madrugada y abrir un enlace que había en color rojo. Esperamos a las tres y abrimos el enlace, pero no pasó absolutamente nada, me enfadé y salí de la habitación pegando un portazo mientras ella me decía que no me fuese, pero no le hice caso. Fui a la cocina y escuché un grito espeluznante, fui corriendo hacia la habitación intente abrir la puerta, pero no podía ella seguía gritando, pidiendo ayuda y no podía entrar. De repente se hizo un silencio aterrador y volví a intentar abrir la puerta, esta vez lo conseguí sin ningún problema, cuando entre lo único que llegué a ver fue la mitad de su cuerpo, solo estaban sus piernas y en la pantalla ponía “con que solo era un juego...?” salí corriendo coger el teléfono y llamar a la policía. Cuando llegaron y les expliqué lo que pasó no me quisieron creer, me llevaron directamente a un hospital psiquiátrico, pensaron que estaba loca, pasé allí ocho años asta que le pasó lo mismo a una chica, después de eso se dieron varios casos iguales, pero todo eso se mantuvo en silencio se intentaron deshacer de todas las pruebas pero quedaba yo, yo sabía lo que había pasado y ese suceso me perseguirá toda mi vida.

No todo es seguro¡Lee esta historia GRATIS!