Querida Florence,

Ha sido un camino difícil.

¿Sabías que te quiero?

¿Sabías que te querré para siempre y después también?

¿Lo sabías?

Deberías, porque lo hago.

Me encanta tu sonrisa cuando se ensancha, tus ojos brillantes, tu risa armoniosa, tu estilo de chula, tu actitud ardiente, tu obsesión por los aliens, tu rara obsesión con los bolis de gel, tu generosidad, tu todo.

Te amo y amo todo sobre ti. Siempre lo haré.

Ni nada ni nadie se compara a ti; ni se comparará. Nuna. Ni siquiera yo. Tú eres especial, muy, muy especial y yo fui un idiota por herirte.

Encontré esta cita en un libro y, mientras la leía, pensaba en ti:

"No hay nada en el mundo más bonito para mí que tu sonrisa. Ni sonido más dulce que el de tu risa. Ni mayor placer que el de abrazarte. Hoy me he dado cuenta de que no podría vivir sin ti, pequeño demonio travieso que estás hecha. En esta vida y en la siguiente, tú eres mi única luz de felicidad. Dime, mi querida, ¿cómo te las has arreglado para llegar tan lejos dentro de mi corazón?"

Eso resume cómo me siento. Como siempre me he sentido. Como me sentiré siempre.

Te has ganado mi corazón y mi alma y todo mi ser, y lo hiciste tan fácilmente que para cuando me di cuenta, ya no importaba. Flo, Florence, tú eres mi alma gemela y no viviré sin ti.

Nos vemos pronto, cariño. Muy pronto. Lo prometo.

Te quiere para siempre,

Luke xx

P.S: Chicos, si alguna vez encontráis estas cartas... Lo siento, pero tengo que estar con Flo. Os quiero mucho; sois mis mejores amigos. Mike, Cal, Ash, cuidaros los unos a los otros. Adiós.

Letters from Luke » Luke Hemmings (SECUELA DE LTL)¡Lee esta historia GRATIS!