For every story tagged #WattPride this month, Wattpad will donate $1 to the ILGA
Pen Your Pride

Capítulo 31

650 56 21

Emma:

A veces, me pregunto a mi misma por qué soy tan afortunada en algunos momentos y en otros no.
Por ejemplo, me siento afortunada cuando Stan acaricia mi cabello y yo me recuesto en su pecho, nos miramos y nos sonreímos, me siento afortunada cuando escucho su voz y su risa, me siento afortunada sabiendo que papá está en casa y su humor vuelve.

-a veces no entiendo al mundo- decía Stan mientras mirábamos televisión- es como que... A veces son casualidades y a veces es lo que merecemos pero...

-quién controla eso- dije yo y asintió.

-me pregunto muy seguido si fue mi culpa lo de Corey, si yo lo merecía o...- dijo y se le quebró la voz.

-nada tiene explicación Stan- dije y suspiró.

-cuando te vi con Ben- dijo- enseguida pensé "mierda, se olvidara de mi"- dijo y me reí- luego analicé la situación como toda la tarde y fue difícil quitar esa imagen de mi mente...

-ya Stan, supéralo- dije riéndome y rió el también.

-por qué no vamos a la playa mañana?- preguntó y asentí.

Narra Niall:

Estaba sentado en la sala de casa, viendo televisión, pasando de canal en canal intentando de no pensar mucho. En eso, mi teléfono suena y clntestó sin ver el identificador:

-diga- dije sin importancia.

-Niall- sonó la voz de Valerie del otro lado y suspiré cansado.

-qué sucede?- pregunté y sentí que estaba sollozando.

-lamento lo de _____, y sobre la otra tarde no debí haberte besado, lo eh pensado y en tu vida solo hay una mujer... Y Es Emma- dijo sollozando.

-Valerie, dónde estás?- pregunté alarmado.

-en mi casa- dijo aclarando su voz en medio del llanto.

-voy para allá, no hagas nada estupido- y colgué el teléfono. Corrí a la habitación de Emma, donde iba a entrar pero me quedé en la puerta escuchando como hablaba con Stan y como se reían.
Retomé aire y entré, ambos me miraron y hablé.

-debo salir, vuelvo en un rato- dije.

-pero acabas de llegar del muelle- dijo Emma con esa mirada preocupada.

-es por trabajo- dije y les sonreí, luego, mire a Stan e hice una pausa pero luego dije:- cuídala o te mato.

Salí por la puerta principal y subí en mi auto, conducía bastante rápido. Pues Valerie no sonaba nada bien y conozco cuando una persona llama llorando pidiendo perdón.
Al llegar a su casa, me bajé sin siquiera trancar el auto. Entré por la puerta principal y me encontré con Valerie en el suelo, sentada contra una pared. Estaba en ropa interior de encaje negro, su cabello estaba atado en una coleta y sus ojos estaba hinchados de llorar. Me arrodille a su lado y le quité una botella de alcohol vacía que tenía.

-lo siento- dijo pasando su mano por mis labios- yo te hice esto, ella iba a sobrevivir y... Soy una idiota- dijo sollozando- veo a Emma y cada día me siento mas culpable...

-tranquila Valerie...- dije y ya no sé qué hacer.

-no, no me digas que me calme... Le quite la vida a una chica que siempre fue inofensiva, le quité una madre a su hija- dijo arrugando su rostro en llanto y estiró su mano en el suelo, tomando de abajo de la mesa de café un arma.

-Wow, baja eso- dije tomando su mano con cuidado pero negó. Apretó la boquilla del arma contra su sien y abrió bien sus ojos.

-no puedo vivir con la culpa... Además de que ahora te deseo Niall, como
Siempre solo que... Pienso
En _____ y en Emma, y me doy cuenta de que soy una basura- dijo sollozando.

-Val- dije intentando de razonar- deja eso, no es tu culpa, ella se enfermó...- dije y negó sollozando, su rostro estaba bien arrugado y rojo.

-siempre te quise Niall- dijo mirándome.

-Valerie- empecé a decir.

-pero no puedo soportar mi
Vida sin Corey... No mas, y menos con esta carga- dijo y apretó el gatillo. Se escuchó el balazo muy fuerte y ella enseguida cayó de costado al suelo. Fueron segundos en los que la sangre comenzó a formar un charco junto a su cabello rojo.

-Valerie- dije tomándola de los hombros pero no contestaba- Mierda- dije respirando agitado. Me eché hacia atrás y miré como su cuerpo perdía la sangre, entré en pánico, nunca antes vi a una persona dispararse y es algo traumante, la forma en la que su cuerpo cayó seco contra el suelo...-todo esto es mi culpa- dije estresado.
Me levanté y avisé a las autoridades lo que sucedió, horas más tarde llegó su madre quien estaba muy triste, destrozada a decir verdad. Cuando llegaron los forenses, cubrieron el cuerpo con una bolsa negra y la mirada de su madre al ver a su hija muerta, dolió como picadura llena de veneno. No imagino cuánto debe doler ver a tu hijo muerto.

Luego llegó Stan, quien abrazó a su tía y ambos lloraron, mucho. Emma esperaba afuera, en sus muletas y yo caminé con ella.

-qué sucedió?- preguntó mientras yo la miraba- parece que viste a un muerto- dijo.

-Valerie se disparó frente a mi- dije lo menos amargo posible- ven, vayamos a casa- dije y vi como ella miraba a Stan, pero él estaba con su tía y no iba a soltarla- Emma, será mejor que lo dejes solo- dije y me miró, con esos ojos azules penetrantes, que demostraban desafío y ternura a la vez.

-vamos- dijo y fuimos a mi auto.
Mientras conducía, iba pensando en que es increíble la forma en la que el tiempo no se detiene, y los errores del pasado cobran vuelta muchos años después, a veces ni siquiera dan tiempo a otra oportunidad... Y solo nos ahogan en la culpa.

Emma¡Lee esta historia GRATIS!