Cápitulo 1 - Samuel

246 22 4

Samuel observaba el hermoso atardecer entre las bajas colinas cubiertas de nieve y árboles. La luz se filtraba por las copas de éstos y se reflejaba en la nieve dando un espéctaculo de luces que a el castaño lo hicieron suspirar.

Se encontraba en una torre de su castillo bastante alta, a ambos lados se encontraban una gárgolas de dos metros, que antes a Samuel le daban miedo, pero ahora las consideraba viejas amigas. El atardecer concluyó dando espacio a la noche, el frío penetró varias capas de su ropa de lana, castañeó los dientes y se decidió entrar a su castillo.

Él era un Lord algo solitario, sin más compañía que la de sus súbditos y sus consejeros. Samuel tampoco quería que llegara la hora de casarse y tener hijos, antes le gustaría viajar y conocer todos los reinos, en conclusión, era feliz así como estaba.

Atravezó varios pasillos y corredores de su pequeño castillo construido en piedra, cruzandose de vez en cuando con algún criado al que saludaba amablemente. Al llegar a su habitación se sacudió toda la nieve de su capa y se dispuso a encender varias velas cuando su consejera, una chica casi de su edad llamada Yuya, entró en el cuarto con una carta en mano. 

—Llegó un cuervo con esto— le dijo Yuya entregandole la carta con la mirada baja.
 Samuel tomó la carta preguntandose por millonésima vez por la timidez de su consejera. La leyó y mientras más palabras leía, más confuso estaba.

—Luzu... Luzu murió—dijo entrecortadamente el joven

—Lo siento, tenía entendido que eran buenos amigos—le respondió Yuya sin mirarlo —¿De qué murió?—

—En la carta dice que fue por una enfermedad...—Dijo Samuel dudoso—Es extraño, él era joven y casi nunca se enfermaba—.

—¿Quién escribió la carta?—preguntó con curiosidad Yuya

—Pues... esta es la firma de Lana— Le señaló la carta—No me creo que se haya muerto de una enfermedad—

—¿Qué quieres decir?

—A Luzu lo mataron, es más que obvio.

Yuya meditó su respuesta —pero, ¿quién querría matarlo?

—Alguien que quiere el trono—Samuel estaba bastante irritado—Tengo que viajar a Rek, necesito saber quien fue—.

—Pero, mi señor, quizá es verdad que se murió de una enfermedad...—

Samuel no la escuchaba, cuando una idea se le metía en la cabeza no era fácil hacerlo cambiar de opinión.

—Saldré mañana, cuanto antes. Avisa a John—Le dijo Samuel mientras caminaba sin rumbo por su habitación. John era uno de sus caballeros más leales y también su amigo. —Yuya, estarás a cargo de Wentland mientras esté ausente, nadie puede saber a dónde voy, ¿De acuerdo?— Samuel la miró para confirmar.

—Señor... no sé si es la mejor idea...—Volvió su mirada a los ojos de Samuel—Co... como ordene, mi señor—.

~~~~~

Samuel se despertó sobresaltado en mitad de la noche, algo confuso se sentó en su cama sin poder ver nada. La luz de la luna se filtraba por la ventana dejando ver la silueta de un pájaro, más bien un cuervo picoteando la ventana con un sobre atado a su pata. Samuel se levantó, abrió la ventana silenciosamente y metió al cuervo en su habitación para retirar la carta. Un aire gélido entró a la habitación haciendo que el joven casteañeara, pero lo ignoró.

Tomó la carta y el cuervo le graznó para luego irse volando por la ventana. Ésta estaba algo rota y el papel húmedo, Samuel abrió la carta cuidadosamente y leyó su contenido atónito:

"Samuel, soy yo, tu hermano, no sé cuando recibirás esta carta pero espero que sea lo más pronto posible. Ni bien termines de leer esta carta deshazte de ella lo más pronto posible, quémala, rómpela, no sé.

Supongo que habrás recibido la noticia de Luzu, fue asesinado, no una enfermedad. Alguien está conspirando contra el rey, tienes que averiguar quien fue cuanto antes. Yo me retiré de la corte, ahora estoy en Dant. Enviame un cuervo con noticias"

Su... ¿su hermano?. No tenía noticias de él desde hace años, ¿Dant?, ¿qué hacía allí? eso quedaba del otro lado del gran mar, a miles de leguas. Pero la carta no hizo más que confirmar sus dudas.

Encendió la chimenea con lo que había y arrojó la carta.

~.~.~.~

Al día siguiente, incluso antes de que amaneciera, Samuel estaba ojeroso, ensillando su caballo junto a John.

—¿Cómo estás tan seguro de que lo asesinaron—Le preguntó John a Samuel mientras se subía a su caballo.

—Porque hay personas en la corte de las que nunca me fié, yo mismo se lo dije a Luzu pero nunca me hizo caso— Le respondió Samuel ya en su caballo.

Ambos salieron rumbo a Rek, tierra del Rey, sin tener muy en claro sus sospechas. La mañana era fría pero por suerte aún no había nevado. Una fina escarcha cubría el pasto y las hojas de los árboles. Los hombres intercambiaban palabras de vez en cuando pero la mayoría del tiempo no hablaban.

Estuvieron cabalgando por el camino que salía de Wentland rodeado por grandes pinos hasta que el Sol salió iluminando y calentando todo, pero aún el frío era bastante fuerte. Luego de unas cuantas leguas, el camino se cruzaba con unos cuantos más, a la derecha se podía visualizar la silueta del enorme castillo de Lord Alex en Fénix, Samuel se preguntó si habría recibido la noticia. A la izquierda el joven tenía entendido que se podía ir a Ghole, donde reinaba Rubén o Rubius como lo llamaban algunos.

Y siguiendo derecho había un ancho camino llamado Camino del Rey, que llevaba a Rek. Los hombres cruzaron una mirada de entendimiento y siguieron su camino.

~-~

Nota de la autora: Uola c:

Si es que alguien está siguiendo este fanfic, quiero aclarar que va a ir de a poco, no se van a conocer en el primer capítulo y van a garchar como si no hubiera un mañana :v

Cada capítulo va a ser narrado por un diferente personaje

Como habrán notado cada Youtuber tiene su reino, aquí voy a hacer un pequeño índice para que sepan, hu3

Wentland: Samuel de Luque (Señor de Wentland), Yuya (consejera)

Fénix: Alexby (Señor de Fénix), Guillermo/Willy (Cáballero), Celopan (Criado)

Ghole: Rubén/Rubius (Señor de Ghole), Mangel (Mano derecha de Rubén)

Rek(Capital de todos los reinos): Luzu (Rey), Lana (Reina), Sarinha/Sara (Consejera y amiga de la reina), Vardoc (Caballero), Xoda (Criado), Rob (Hermano de Samuel, mano derecha del rey)

Legua: Distancia que varia entre los 4 y 7 kilómetros según el terreno.

Espadas implacables - Fanfic Wigetta¡Lee esta historia GRATIS!