* Mientras tanto en la asamblea *

◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇

* Narra Newt *

A Minho se le dió por hacer una asamblea, cosa que no tenía sentido para mí si el tipo en cuestión ni siquiera estaba presente.

En realidad, no veía necesario la asamblea en ese mismo instante, podíamos dejarla para más tarde cuando Tom- como lo llama Ariana... y sí, estoy celoso otra vez- pudiera estar en tal asamblea.

Discutí con Minho, ya que aparte de sarcástico, era terco. Insistía en hacer la junta con todos los encargados. Traté de explicarle que Thomas debía estar presente, pero el seguía insistiendo.

Nuestra discusión se basó con las típicas frases que Minho siempre usaba conmigo: "Niña rubia", "Miertero cara plopus", "Shuck face", "Ricitos de oro", entre otras que incluían palabras de mal gusto.

Bien. ¿Minho quería una asamblea sin Thomas? La tendría.

- ¡Bien! Haremos la asamblea, Minho. ¡Pero por favor, deja de llamarme Ricitos de Oro!

- Buena esa... Barbie.

¿Debería reírme o golpearlo?

Ricitos de Oro... Barbie...

A veces me sorprendía como Minho podía acordarse de esos nombres y yo no. Aunque al escucharlos mencionar sabía que eran, pero no podía encontrar un recuerdo con algunos de esos personajes u objetos.

Caminé mientras seguía pensando en todo esto hasta la Finca. Y en un rato allí estábamos, en menos de 10 minutos todos se presentaron en la Finca: Gally el encargado de los Constructores, Zart el encargado de los Jardineros, Winston el de los Carniceros, Clint y Jeff los Docs, Sartén el de la Cocina, Chuck el pequeño encargado de los Fregones, Minho el de los corredores y yo, el líder de todos los Habitantes.

A Alby también le correspondía estar como segundo líder, pero estaba inconsciente y picado. Y el novato siendo curado por quién sabe quién si ambos Docs estaban en la junta.

- Bien, doy por iniciada la asamblea- dije sin ganas, sinceramente, no quería estar en una en ese preciso momento.

- Buena esa- Minho me fulminó con la mirada por mi ánimo y poco entusiasmo- Bueno larchos, algunos se enteraron y otros están por enterarse: Thomas anoche encontró, corrió, escapó y mató a una de esas babosas mierteras.

Enseguida, hubo una ola de comentarios y preguntas de todo tipo:

- Yo ya sabía - dijo Gally.

- Yo me acabo de enterar, así que cállate y deja escuchar- se molestó Winston.

- ¿Cómo lo mató?- preguntó Zart.

- ¿A cuántos Penitentes se encontraron durante la noche?- cuestionó Jeff.

- ¿Es verdad que los Penitentes los invitaron a tomar el té?- preguntó Sartén.

Todos miramos al cocinero con cara de ¿Qué shuck contigo, Sartén?

-¿Qué? Sólo quiero asegurarme de que no preparen mejores infusiones que yo- dijo el cocinero.

Ignorando totalmente lo absurdo que acababa de decir Sartén, proseguí.

-Bien, Minho. Se supone que Thomas debería estar aquí, pero tú dices que no es necesario.

- Así es.

- Pero él es el testigo de todo aquello, ¡Él lo vivió en carne propia! Es esencial que esté aquí para contarnos lo que sucedió- se alteró Gally y luego recobró la calma.

Quedate Conmigo 《Newt》 1° TEMPORADA¡Lee esta historia GRATIS!