El pasillo entero se quedó enmudecido, incluso mi mente se quedó paralizada.

El profesor Mathew me había dado una bofetada, "lo que faltaba para que hablasen más de mi" pensé egoísta.

-Vaya recogiendo sus cosas profesor - susurro Justin pronunciando con asco la palabra "profesor".

-¿Qué pasa aquí? - llegó el profesor de química, Don Craige, y nos vió empapados debido a los antifuegos, yo con la mano en la mejilla aún roja, y al profesor Mathew temblando con la cara descompuesta por lo que acababa de hacer.

Mathew salio corriendo de verguenza siguiendo la orden de Justin que a su lado tan sólo era un crío. ¿Por qué demonios le temían tanto? Tan solo era el hijo del director.

-Se acabó el espectaculo chicos - exclamó Don Craige para que todos los chismosos se fueran.

Justin aprovechó para marcharse también sin decir ni una palabra, pero yo sí me dí cuenta de su huida.

-¡Justin! ¡Ehhh! - insistí llamándolo pero no hizo caso y siguió desapreciendo entre la multitud.

-Es inútil, ese chico siempre va a su aire - me sonrió el profesor.

-Uhm, si - contesté seca - ¿Le van a despedir? - le pregunté indiscreta por Mathew.

-Posiblemente, en este internado no se permiten ese tipo de actos - contestó Don Craige.

-No fue mi intención que me pegara, estaba fuera de sus casillas... - me volví a justificar.

¿Por que desde que llegué a ese jodido internado no paraba de disculparme por todo?

-Se inteligente Katherine - me murmuró agachado antes de irse.

No sé que quiso decir con eso pero seguro que no se referia a su trabajo de química.

Lo que había visto...la sangre y los cristales clavados en la mano de Justin...era real. No me lo había imaginado, no estaba loca, mis ojos lo vieron perfectamente.

Fui a mi habitación para hablar con Caroline y allí estaba ella esperandome como de costumbre.

-¡Qué fuerte tía! - dijo Caroline mirandome la mejilla.

-Ahorrate los comentarios por favor - le dije en tono amigable.

-¿Que pasó exactamente con Justin? - preguntó indecisa.

-Nada, o eso quiere hacerme creer... - me quede mirando a la nada y Caroline pasó su mano por delante de mi rostro.

No podia haberse curado tan rapido, eso era imposible, al menos en los humanos.

-Eres mas inteligente que él Katherine - me sonrió haciéndome recordar lo que me había dicho el profesor.

¿A eso se refería? Debía ser quizas más inteligente respecto a Justin...¿pero que sentido tenía todo aquello?

Me llevé las manos a las cabeza.

-Mi vida es una maraña de problemas interminable - me lamenté.

-Pues la desenredaremos - dijo con una amplia sonrisa mi unica amiga y confidente en aquel lugar tan alejado de la que antes era mi vida.

Pandora. [Justin Bieber Fanfic]¡Lee esta historia GRATIS!