Capítulo 9

525 51 3

-¿Si?- dije mientras me despertaba. Alguien me había llamado al teléfono cuando aún no había salido el sol.

- Preciosa, siento molestarte. Necesitaba oír tu voz.

- Dani, me has asustado. ¿Qué pasa?

- Tranquila, estoy bien.

- Dani, si todo estuviese bien no me habrías llamado cuando hemos estado juntos hace tres horas- me estaba preocupando.

- Ya, lo sé- dijo cabizbajo.

- Dani, por favor, ¿qué ha pasado?

- Cuando he llegado a casa estaba Hugo en la puerta. Quería hablar conmigo- por favor, que no haya pasado nada- Cuando le he visto no lo he podido evitar.

- ¿Qué has hecho?- estaba tiritando, ¿qué había pasado? ¿por qué había ido Hugo?

- Le he pegado un puñetazo.

- ¡¿Qué has hecho qué?!- ahora si que estaba tiritando del todo.

- Lo siento, no lo he podido evitar. Cuando le he visto no me quitaba de la cabeza lo que te hizo. Lo que nos hizo- su voz sonaba rota.

- ¿Qué ha pasado después?- intentaba no pensar en lo peor.

- Katy, ¿nos podemos ver?- dijo con voz muy baja. Notaba como estaba llorando.

- Voy para tu casa- no me lo pensé. Bajé lo más rápido que pude. Cogí el coche y me dirigí hacia allí.

Cuando llegué estaba en la puerta sentado con la cabeza entre las manos. Al oír que me acercaba levantó la cabeza. Tenía los ojos llorosos. Me acerqué a él mientras se levantaba para ir en mi encuentro. Le abracé sin decir nada. No se lo esperaba, pero pronto noté como sus brazos me rodeaban. Le retiré el pelo de la cara y lo besé. Cuando dejamos de abrazarnos me guió hasta el porche.

- Dani,- le dije mientras le giraba la cara para poder verle los ojos.- estoy aquí, contigo y te quiero. Ahora cuéntame que ha pasado.

-Tras pegarle no ha reaccionado, sólo se ha quedado quieto- apretó los puños. Notaba su tensión en todas las partes de su cuerpo. Decidí juntar mis manos con las suyas- luego ha empezado a hablar. Me ha contado lo que pasó el día que se jodió todo- ¡¿qué?!¿le habría contado todo lo que me dijo a mí?- Me ha contado que si te cogió así fue por envidia ya que él no tenía algo como lo nuestro. Necesitaba ver si eras de fiar. Por eso lo hizo- no le había contado la verdad- Sabe que era la mejor manera, y por eso quería disculparse. Se fue por que se sentía avergonzado y perdido. Ahora que ha vuelto, quiere disculparse. Me ha pedido que te pida perdón en su nombre. Dice que si somos capaces de perdonarle, volverá. Si no, se quedará en la casa de la chica esa que ha conocido, una tal Victoria- dijo con una sonrisa de medio lado, aunque se notaba que era fingida.

- ¿Y qué has decidido?- tenía miedo de ver que había respondido a Hugo, pero más miedo por no saber que era lo que le hacía tener esa tristeza.

- Nada. Le tengo mucho rencor. Mucho. Pero no tanto como para hacerle imposible la vida si vuelve.

- ¿Y por qué estás así?- me miró y me abrazó.

- Porque tengo miedo.- dijo hablándome al oído- Tengo miedo de que la razón de todo esto seas tú. Porque te has vuelto imprescindible en mi vida desde el momento en que te conocí. Tengo miedo de que encuentres a otro, y eso me mataría. Porque estoy enamorado de ti y nunca había sentido eso. Recordar aquella noche me hace recordar la noche que casi te pierdo- tenía la piel de gallina y él estaba temblando. Me miró y bajo la mirada- tengo miedo de no ser suficiente para merecerte- noté como sus lagrimas me mojaban las mano mientras le giraba la cara.

El poder del miedoRead this story for FREE!