Salvación.

259 24 4

RESPLANDOR CAPITULO IX

Se encontraba inconsciente tirada en el suelo, con las manos y pies atados, un hombre la observaba con una mirada asquerosamente repugnante.

Manten: Ya despertaste preciosa...- le dijo a la chica - ¡Hiten! Ya despertó.

Hiten: Muy bien. Ahora llamaremos a Taisho, para que nos traiga el fragmento de la joya que tiene en su poder.

Kagome: ¡¿Que me van a hacer?! - preguntó asustada.

Hiten: Tú serás el anzuelo; dime ¿Qué relación tienes con InuYasha Taisho?

Kagome pensaba en que responderle, si les decía que no era nada posiblemente la matarían.

Kagome: Yo soy... ¡Soy Su prometida! verán él está muy enamorado de mi así que más les vale no hacerme nada, si no ¡Lo pagarán!

Hiten: Muy bien, entonces llamemos a Taisho, le pediremos su fragmento a cambio de esta joven y cuando llegue, lo mataremos junto con ella.

Manten: Hermano, mejor... ¿Me la puedo quedar?, ella es una chica muy hermosa, ¿qué te parece si la hago mi mujer?

Hiten: Esta bien hermano. Puedes que darte la.

Kagome: ¡Que atrevido! Te aseguro que mi prometido te matara si me tocas un pelo, y por cierto... ¿Quiénes son ustedes?.

Hiten: Somos Hiten y Manten Raijuu, y solo vengaremos la muerte de mi padre, además de quedarnos con los preciados tesoros de la familia Taisho. Entre ellos tú y la perla. Bien, ahora le llamaremos a Taisho- diciendo esto tomo su celular y dígito algunos números.

Hiten: Hola Taisho, solo quiero pasarte un mensaje de alguien que quiere hablar contigo.- al terminar de decir esto le acerco el teléfono a la chica que seguía tirada en el suelo.

Kagome: ¡InuYasha! Ayuda me quieren la perla, porfa... - no término de hablar y Hiten alejo el teléfono.

InuYasha: Mas les vale que no la toquen porque si no....

Hiten: Ya veo la chica tenía razón. Muy bien si quieres volver a verla, anota la dirección. No quiero trucos.

InuYasha: Si pasa algo a... - Hiten colgó la llamada y se dirigió a Kagome

Hiten: Bien preciosa ahora te quitare esa valiosa joya.

Kagome: ¡No por favor!... Les aseguro que haré todo lo que me pidan ¿Si?

Hiten: Esta bien... Diviértete hermano; diciendo esto salió de la habitación.

Manten: Muy bien hermosa ahora nos divertiremos... Se acercó a la chica y comenzó a desatar le las cuerdas, cuando ya lo había hecho Kagome le dio una cachetada y se dirigió corriendo a la puerta, lo que fue inútil ya que estaba cerrada con llave.

Por su parte InuYasha se encontraba saliendo de la mansión, pero antes de irse regreso a su habitación y tomo la espada que le había mandado su padre, y algunas otras armas.

InuYasha: Realmente no sé si esto sea una reliquia, pero por lo menos me servirá para cortarles la cabeza a esos tipos. - diciendo esto salió a toda velocidad de la mansión. Myoga por su parte llamaba a la policía para idear un plan perfecto.

-----------

Kagome se encontraba muy asustada y Manten la asechaba como león hambriento, la verdad en ese momento ella sentía asco, rabia y mucho miedo. Manten la alcanzo por el cabello y tiro de él acercándola a su cuerpo y con una navaja le rompió su blusa y la tiro al otro lado de la habitación. Kagome solo se cubría con sus mano y buscaba algo con que defenderse pero le fue imposible ya el que fue muy rápido desgarrándole la falda dejándole en ropa interior, ella por su parte le empujó con toda su fuerza y solo logro alejarlo un poco y atrás de ella sintió algo que parecía ser una piedra y cuando el volvió a acercarse le pego en la cabeza dejándole inconsciente.

El Resplandor¡Lee esta historia GRATIS!