Querida Florence,

He vuelvo a ver nuestro álbum de fotos. Necesitaba volver a ver tu rostro; necesitaba recordar todo; revivirlo todo.

Y lo hice y me encantó. Me encanta. Me encantas.

Compartimos un motón de momentos juntos, cariño, ¿los recuerdas? Llevo encerrado en mi habiación tres días, recordando y reviviendo nuestra vida a través de las fotos que tomamos.

La vez que te rompiste un brazo cuando te caíste de tu bicicleta.

La vez que una abeja me picó y tú te reiste de mí porque se me hinchó la cara.

La vez que tu madre, tú y yo fuimos a comprarte tu primer sujetador (qué risa nos echamos).

La vez que se me cayó mi coballa por el váter...

La vez que te caíste al arroyo de al lado de la carretera yendo a tu casa.

La vez que nos besamos por primera vez.

La vez que fuimos a nuestra primera cita.

La vez que nos enamoramos.

Todo.

Todos estos recuerdos me hicieron echarte mucho de menos.

Me hizo enamorarme de ti un millón de veces más. Nunca dejaré de estar enamorado de ti, cariño.

Te amo hasta la luna, las estrellas y más allá.

Te quiere,

Luke xx

Letters from Luke » Luke Hemmings (SECUELA DE LTL)¡Lee esta historia GRATIS!